Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Botes de humo amarillo durante una manifestación contra el establecimiento de un 25% de castellano en las escuelas catalanas, frente a la escuela Turó del Drac, en Canet de Mar / EP

El independentismo radical comete el 89% de los casos de violencia política

El observatorio OCVPC ha registrado 351 incidentes en 2021; destacan el acoso a la familia de Canet y los altercados por la condena a Hasél

8 min

El 89% de los casos de violencia política registrado en 2021 en Cataluña fueron cometidos por personas o grupos independentistas. Asimismo, un 31% de los incidentes son hispanófobos. Estas son algunas de las conclusiones del último informe del Observatorio Cívico de la Violencia Política en Cataluña (OCVPC), un grupo de estudio promovido por Impulso Ciudadano, entidad constitucionalista, y Movimiento contra la Intolerancia, organización de derechos humanos especializada en la lucha contra los delitos de odio. Ambas entidades han presentado el cuarto Informe de este observatorio referido a incidentes relacionados con la violencia política constatados el año pasado.

violencia politica
Observatorio Cívico de la Violencia Política en Cataluña

A su juicio, la violencia política en Cataluña, con 351 incidentes constatados, "no solamente sigue siendo estructural, como se había denunciado en informes anteriores, sino que es crecientemente admitida por actores políticos relevantes y los propios poderes públicos". Las cifras registradas no han supuesto un incremento relevante de incidentes violentos o de discurso de odio ideológico respecto a 2020. Se constata un ligero descenso, pasando de un total de 380 incidentes en 2020 a 351 en 2021, lo que supone una reducción de un 7,6 %. 

Hispanofobia

La hispanofobia, indican los autores del informe, "se consolida como uno de los elementos centrales del discurso de odio político en Cataluña con 109 incidentes con un componente hispanófobo de un total de 351 (31,05 %), un porcentaje muy similar al del año 2020, cuando se detectaron 122 incidentes hispanófobos de un total de 380 (32,11 %).

El mes de febrero, con 72 incidentes en los que destacan los actos de violencia callejera en torno a la condena del rapero Pablo Hasél, fue el período de máxima conflictividad, tomando el relevo al mes de octubre (37 incidentes) que en los dos informes anteriores y desde el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 "se había convertido en el momento de máxima movilización del independentismo y mes negro en el calendario de la violencia política en Cataluña". Destaca el aumento de casos en diciembre (43), debido a "la campaña de acoso, señalamiento e intimidación a la familia de Canet de Mar" que reclamaba la aplicación de la resolución judicial sobre el 25% de clases en castellano.

El Govern ha dado carpetazo a los expedientes abiertos en la manifestación de Barcelona en apoyo a Pablo Hasél  / EP
Manifestación en Barcelona en apoyo a Pablo Hasél / EP

En una proporción casi exclusiva, la violencia política en Cataluña en 2021 procedió del ámbito adscrito ideológicamente al secesionismo. De un total de 351 incidentes, en 312 casos el incidente violento ha sido perpetrado por personas o grupos independentistas, lo que supone un 88,89% del total anual. Tan solo en un caso, el incidente ha sido atribuible al ámbito ideológico contrario a la secesión.

Distribución geográfica

Del total de 351 incidentes, 89 de ellos, un 25,36% del total, se registraron en redes sociales, y 262, un 74,64%, se han producido en distintas localizaciones geográficas de Cataluña. Aumenta notablemente la concentración de incidentes en la provincia de Barcelona: sumada Barcelona capital (113 casos), su área metropolitana (16 actos) y el resto de la provincia (80), se concluye que en la provincia se ha producido el 79,75 % del total de casos, casi un 10 % más que en 2020.

Por el contrario, Tarragona ha sido la provincia con menor número de incidentes (14 registros, un 5,39 % del total), prácticamente igualada con Lleida (15 incidentes, un 5,73 %). Finalmente, Girona se sitúa detrás de Barcelona (24 incidentes, es decir, un 9,16 %), pero reduce considerablemente su conflictividad si la comparamos con 2020 (37 registros, un 13,71 %).

Por lo que respecta a la tipología, los incidentes más comunes han sido: los daños y deslucimiento de bienes del ámbito contrario a la secesión (47); el acoso y boicot a los contrarios a la secesión (30); el enaltecimiento del terrorismo y amenazas de violencia física dirigidos a los constitucionalistas (27); los escraches intimidatorios a constitucionalistas (23); el escarnio a figuras y representaciones del ámbito independentista (22); el escarnio a figuras y representaciones del ámbito constitucional (19); las amenazas a constitucionalistas (16); las agresiones físicas a los contrarios a la secesión (12); los escraches violentos a constitucionalistas (8); y las injurias a representantes del constitucionalismo (7).

Ataques a sedes políticas

Por tercer año consecutivo, el grupo de víctimas según su adscripción ideológica que ha sufrido de manera mayoritaria actos de violencia política en 2021 fue el de particulares y entidades contrarios a la independencia. Sobre un total de 351 incidentes, en 261 ocasiones, un 74,35% de los casos, las víctimas de los actos han sido identificadas como contrarias a la secesión o los mensajes de odio e hispanofobia en redes se han dirigido a ellas. El ataque a los partidos políticos (sedes y representantes) se ha continuado produciendo de manera sostenida durante todo el año, con una incidencia aún mayor a la del año anterior. Una vez más, las formaciones políticas de la órbita constitucionalista o contrarios a la secesión de Cataluña acumulan la casi totalidad de ataques a sedes y representaciones: 64 de un total de 66 ataques, un 96,97 % del total.

Arran ataca la sede de ERC en Vilanova y la convierte en una del PSC
Arran ataca la sede de ERC en Vilanova y la convierte en una del PSC

Se han constatado 11 incidentes violentos contra entidades o sus representantes durante 2021, de los que que diez corresponden a entidades constitucionalistas frente a solo un incidente relacionado con una entidad independentista (9,09 %). Por tercer año consecutivo, la entidad más atacada fue el colectivo de jóvenes constitucionalistas S’ha Acabat! (siete incidentes, 63,64 % del total), seguido de la Asamblea por una Escuela Bilingüe (dos incidentes, 18,18 % del total) y Societat Civil Catalana (un incidente, 9,09 %). Como novedad, en el lado independentista, la formación Arran pasa por primera vez a padecer un incidente violento con unas pintadas anónimas en una de sus sedes (9,09 %).

Los incidentes relacionados con campañas de acoso, señalamiento e injurias en torno al Rey han descendido de 57 a 10 en 2021. Toman el relevo como principal colectivo víctima los Mossos d’Esquadra, con un total de 13 incidentes. Si a estos sumamos los sufridos por las policías locales (cinco), Policía Nacional (cuatro) y las Fuerzas Armadas (dos incidentes), las fuerzas del orden y cuerpos de seguridad serían el colectivo profesional que ha sufrido el mayor número de incidentes violentos en este apartado en 2021. Al igual que en los demás apartados, los casos de violencia política u odio ideológico en Cataluña contra autoridades, profesionales e instituciones han provenido casi exclusivamente del ámbito secesionista. De los 92 incidentes registrados en este apartado, 76 de ellos, han tenido un origen independentista y dos, un origen indefinido.