Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un joven sostiene una estelada durante los disturbios a favor de la independencia de Cataluña de octubre del 2019 / EP

La independencia catalana tendría un coste económico "preocupante"

El 'think tank' europeo Epicenter advierte de que el nuevo estado nacería con una deuda de hasta el 126% del PIB y con unas exportaciones el 15% más caras

6 min

La independencia de Cataluña tendría unos "costes económicos preocupantes". Esta es la conclusión a la que llega el think tank europeo Epicenter en un informe publicado este lunes que cuenta con el aval del expresidente del Parlamento Europeo Antonio Tajani (quien advierte a los secesionistas de que "España es un Estado de derecho" y asegura que es "absurdo" hablar de "opresión"), y del expresidente del Consejo alemán de Expertos Económicos Jürgen Donges, entre otros.

El escenario que plantean pasa por un nuevo estado que nacería con una deuda pública “que se dispararía hasta llegar a entre el 112% y el 126%” de su PIB. Esta cifra llevaría al nuevo país a tener "más problemas para pedir préstamos a los mercados financieros”. Se parte de la base de que una Cataluña independiente se quedaría fuera de la UE, tal y como se ha advertido en múltiples ocasiones desde Bruselas. Además, no podría usar de entrada el euro, por lo que debería recurrir a “otra moneda, devaluada, con la que pagar esta deuda”. Hecho que agravaría la situación económica.

Aranceles

También debería gastar más en competencias que ahora son estatales, como Defensa, Justicia y Asuntos Exteriores (un gasto adicional de hasta 39.800 millones). Todo ello, con una menor fortaleza en campos como las importaciones y las exportaciones, claves en la balanza comercial actual. Ahora, el mercado comunitario es el receptor del 80% de los bienes y servicios catalanes. Sin embargo, España aún tiene un peso destacado en este mix. Por ejemplo, el impacto de las ventas en Cantabria es superior que el de todas las exportaciones a EEUU, “aunque el PIB de este último es 1.300 veces mayor”.

Además, con la separación y la implantación de una política arancelaria​, las ventas fuera de Cataluña “se encarecerían un 15%” y se “perdería su acceso preferente al mercado nacional y comunitario”.

Principales destinos de las ventas de Cataluña (2018) Millones de euros
Aragón 10.782
Francia 9.900
Alemania 6.935
Comunidad Valenciana 4.994
Italia 4.919
Comunidad de Madrid 4.256
Portugal 4.086
Reino Unido 3.714
Andalucía 2.884
Islas Baleares 2.640
Castilla-La Mancha 2.218
País Vasco 2.173
Cantabria 2.024
Suiza 1.981
Países Bajos 1.952
Castilla y León 1.848
EEUU 1.775
Bélgica 1.377
Islas Canarias 1.304
Galicia 1.179

Inversión extranjera y turismo

El 78% de la inversión extranjera que recibió el territorio catalán en 2019 procedía de Europa. Igual que con las ventas internacionales, la separación de España y Europa lastraría el atractivo por la nueva realidad jurídico-económica. El informe recuerda que solo una declaración simbólica como la que tuvo lugar en 2017 ya fue suficiente para ahuyentar el capital internacional, que cerró en negativo los meses siguientes al referéndum ilegal. No solo perdió atractivo, sino que le pasó por delante Madrid. Y recuperar el brillo es complejo.

La independencia también lastraría el turismo, que antes de la pandemia representaba el 12% del PIB y emplea al 14% de la población. Para esta proyección también se usan los datos de lo que ocurrió en 2017, cuando se perdieron 319 millones de euros de negocio según las estimaciones de la patronal hotelera catalana. Entre octubre y noviembre los ingresos por habitación en Barcelona cayeron el 9,6% respecto al ejercicio anterior y se sumó otra corrección del 15,2% en diciembre, en plena campaña electoral.

Intervencionismo

Sí que se proyecta una mejora a corto plazo de los ingresos fiscales si se compara con la financiación autonómica. Cataluña dispondría de todo lo que recaudase, pero “eso no implicaría que los catalanes dispusieran de una mayor renta disponible”. Y es que se deberían bajar los impuestos en la misma proporción para este fin, hecho que queda en el aire en el plan rupturista actual.

“Es la comunidad que más grava a las rentas más altas y también las más bajas, ostenta la peor puntuación en competitividad fiscal y tiene el mayor número de tributos propios (15)”, destaca el informe. Por lo que la independencia se daría en un escenario de gran intervencionismo. Otra realidad que empeora la situación económica.