Menú Buscar
Agustí Colomines, director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña e ideólogo del procés / CG

El Gobierno cesa por fin al ideólogo del 'procés'

Agustí Colomines, miembro del núcleo duro de Puigdemont, será destituido mañana como director de la Escuela de Administración Pública

4 min

El Consejo de Ministros cesará mañana a Agustí Colomines, director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña, en aplicación del artículo 155 de la Constitución. Colomines está considerado como el ideólogo del procés. Durante seis meses, Colomines ha logrado esquivar la intervención del Estado, algo incomprensible dado el activismo mediático y político que ha ejercido en favor del independentismo.

Miembro del núcleo duro de Carles Puigdemont, sin ser diputado ni tener cargo orgánico en Junts per Catalunya, Colomines recibía una remuneración de 81.396 por ostentar este alto cargo de la Generalitat. Profesor de Historia Contemporánea en la Universidad de Barcelona, desde febrero de 2016 era el máximo responsable de la Escuela, concebida como una "estructura de Estado" destinada a formar a los futuros funcionarios de la "república catalana".

Personaje polémico

Colomines ha protagonizado varias polémicas por sus comentarios en Twitter. "Estamos en guerra", escribió hace unos días en esta red social, en la que instaba a tomar la iniciativa en lugar de lamerse las heridas.

También hace poco estuvo en el centro de otra polémica porque la presidencia del Parlament le había designado para impartir cursos a los nuevos diputados.

La directora de Relaciones Exteriores

El Gobierno cesará también a la directora general de Relaciones Exteriores de la Generalitat de Cataluña, Marina Borrell, tras la intervención del exconsejero de Cultura y prófugo de la justicia, Lluís Puig, en un acto en la delegación del Govern en Bruselas. 

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, dijo que la intervención de Puig en la presentación de un libro en la sede oficial de la Generalitat en Bruselas "fue un incidente desagradable" por el que el Ejecutivo tomaría medidas en la reunión del Consejo de Ministros de este viernes. Nada más conocer la participación de Puig en el acto de Bruselas, el Gobierno anunció que tomaría las "medidas oportunas" y que su intervención tendría "consecuencias inmediatas".

La advertencia

El Ministerio de Exteriores --de quien depende la Consejería de Exteriores de la Generalitat, en aplicación del artículo 155-- había dado "instrucciones precisas de que no se organizara ningún tipo de acto político" en la oficina de Cataluña en Bruselas.

Con estas dos medidas, el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha cesado ya a 254 altos cargos de la Generalitat desde que comenzó a aplicar el 155. Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña, anunció el martes pasado en Catalunya Ràdio que en el Consejo de Ministros de este viernes se producirían nuevos ceses. Aunque no precisó nombres, sí añadió que se trataba de destituciones por pérdida de confianza como hace cualquier Gobierno del mundo.