Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Gemma Geis, consejera de Investigación y Universidades / EP

Gemma Geis saca pecho de la selectividad tras el correctivo del TSJC

La consejera tilda de "interferencia judicial" el auto que obliga a repartir las pruebas de acceso universitario en catalán y castellano

3 min

La consejera de Universidades e Investigación, Gemma Geis, ha alardeado del modelo lingüístico de la selectividad después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) haya ordenado al Govern que modifique las pruebas de acceso universitario.

En una entrevista en TV3, la consellera ha calificado el auto emitido el pasado lunes como una “interferencia judicial y una persecución lingüística”. “Pido que se deje de perseguir y de buscar problemas y conflictividad en un ámbito donde no lo hay”, ha declarado.

Igualdad lingüística

Geis ha destacado que, en la fase de selectividad de junio, el 96% de los estudiantes optó por hacer los exámenes en catalán. Sin embargo, la consejera no ha mencionado que en aquella convocatoria no se repartieron los modelos en español salvo requerimiento por parte del alumno.

En una resolución del pasado 3 de septiembre, el TSJC exige que todos los exámenes de la selectividad se ofrezcan en castellano, catalán y aranés sin identificar a los alumnos ni anotar la opción escogida.

Enmienda al Govern

El alto tribunal ha dictado su auto después que en junio la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB) demandase a la Consejería por vulnerar los derechos lingüísticos de los estudiantes.

Los magistrados han enmendado un informe del Consejo Interuniversitario de Cataluña (CIC) que suspendió las instrucciones a los tribunales de evaluación que daban preferencia al catalán.

Geis se escaquea

El TSJC exige tanto a los vocales como a los presidentes de estos órganos que entreguen un único examen con los dos idiomas cooficiales de la comunidad. También propone que se pongan a disposición dos modelos, en catalán y español, sin que medie ninguna petición por parte del alumnado o bien en el momento del reparto entregar al alumno el ejemplar en la lengua de su elección para lo que deberán ofrecerles los ejercicios en las lenguas oficiales. 

Pese a estos requerimientos, Geis ha apelado a las pautas del CIC derogadas por el TSJC para mantener el esquema defendido por la Generalitat. “Hay que blindar el sistema de selectividad y seguir demostrando que no hay conflicto lingüístico en Cataluña”, ha resumido.