Menú Buscar
caso ITV: Oriol Pujol y Sergi Alsina irán a juicio en el TSJC

El fiscal se lo afina al 'hijo político' de Pujol

A pesar de la "traición" de sus amigos Tous y Alsina, Oriol Pujol disfrutará del trato amable de la Fiscalía durante el juicio de las ITV

24.01.2018 00:00 h.
3 min

A finales del año pasado, los amigos de Oriol Pujol Josep Tous (ex número dos de la Diputación de Barcelona) y Sergi Alsina (empresario) dijeron que “no”. No firmaban el acuerdo pactado por el pequeño de los Pujol y la Fiscalía por el caso ITV.

Oriol Pujol había acordado con el fiscal Fernando Maldonado que reconocería los hechos que le imputaba y asumiría una pena de dos años y medio (que implicaría un breve periodo de tiempo en la prisión) a cambio de exonerar de culpa a su esposa, Anna Vidal. Este reconocimiento de culpa dejaba en mal lugar a Tous y Alsina, que quedaban a merced de la Fiscalía como “autores señalados”.

Amigos, conocidos, saludados

Las negociaciones no fructificaron y primero Tous, y más tarde Alsina se bajaron del tren del acuerdo y dinamitaron la estrategia de Oriol. Sus amigos (Alsina, incluso, vecino de él en la localidad de Úrus en La Cerdanya) le habían dado la espalda. Oriol se sentía traicionado. Tanto él como su esposa tendrían que ir a juicio porque la ley no contempla acuerdos sólo para una parte de los imputados. Anna Vidal podía ser condenada a penas de cárcel.

Pero la traición tendrá menos repercusión de lo que cabía pensar a finales de diciembre cuando se supo que el caso ITV había dinamitado amistades, confidencias y había puesto en riesgo de publicidad negocios innombrables.

El fiscal sí cumple

La Fiscalía (y la acusación popular que lideraba el sindicato Manos Limpias) ha hecho llegar a las defensas del matrimonio Pujol que se está aún a tiempo de reconducir el pacto (el plazo finaliza cuando se inicia la vista) y que, en todo caso, si los díscolos Tous y Alsina se mantienen en sus trece, la petición de la Fiscalía se acogerá a lo negociado durante estos últimos meses, es decir, dos años y medio de cárcel para Oriol Pujol y una solicitud de pena meramente anecdótica para su esposa.

Así, el pequeño de los Pujol aguarda el juicio con la inquietud de ser objetivo de los medios de comunicación durante el tiempo que dure la vista pero con la tranquilidad de que la Fiscalía le garantizará una salida airosa entre tanta traición.