Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dolors Bassa sale de la cárcel, en una imagen de archivo / EFE

La exconsellera Bassa envía "a la mierda" a los poderes democráticos y Rull cree que le "fusilarían"

Los 'exconsellers' se muestran indignados por la suspensión de los beneficios penitenciarios de algunos políticos presos del 'procés'

4 min

La prudencia y la mesura continúan siendo dos de las grandes asignaturas pendientes de buena parte de los dirigentes y exdirigentes de la Generalitat de Cataluña. La suspensión del tercer grado penitenciario otorgado a varios de los políticos presos del procés ha vuelto a poner de manifiesto la vehemencia de algunos de ellos. Empezando por el todavía presidente autonómico, Quim Torra, que en una declaración institucional llegó a comparar a España con países dictatoriales, hasta los propios afectados.

Es el caso de la exconsellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, y de Josep Rull, ex responsable de Territorio durante el mandato del prófugo Carles Puigdemont.

"Indignación y rabia"

Bassa, a quien la justicia no ha suspendido el tercer grado, ha expresado su "indignación y rabia" por el regreso al segundo grado de los exdirigentes Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Raül Romeva, Jordi Sànchez y Jordi Sànchez, ninguno de los cuales ha expresado arrepentimiento por su golpe a la democracia de 2017.

"Hoy (892 días) me apetece salir por la puerta de la cárcel y gritar al cielo: 'Idos a la mierda', dirigido (supongo) a los poderes establecidos: judiciales, legislativos y ejecutivos". Es decir, a los tres poderes sobre los que se sustenta cualquier democracia, como la española.

"50 años antes nos hubieran fusilado"

Por su parte, su excompañero al frente de la Generalitat Josep Rull ha criticado la petición de la fiscalía de suspender también los beneficios penitenciarios del artículo 100.2 que permite a los políticos presos salir de la cárcel para trabajar y hacer voluntariado entre semana. Y lo ha hecho con una exageración sin ningún rigor, fuera de lugar e impropia de un alto dirigente político: "Lo dije después de sus informes finales en el juicio y ahora me ratifico: 50 años antes esta gente nos hubiera hecho fusilar. Si ahora no pueden es porque el Estado español pertenece a la Unión Europea", ha indicado en sus redes sociales quien durante más de dos décadas fue diputado en el Parlament, además de alto cargo de la Generalitat buena parte de ese tiempo.

Rull, que la semana pasada aplaudió los planes del prófugo Puigdemont de tomar el "control del territorio" en Cataluña, continúa insistiendo en imponer la independencia a los catalanes: "No debemos renunciar a la vía unilateral", ha indicado en una entrevista al digital Vilaweb.

Destacadas en Política