Así son los espacios prohibidos para Torra en el Palau

El presidente no aclara qué despachos ocupará, lo que abona las informaciones sobre el veto de Puigdemont a su despacho, la sala de visitas, la capilla y la residencia oficial de los mandatarios

El despacho del presidente de la Generalitat / CG
16.05.2018 00:00 h.
4 min

Un presidente provisional, teledirigido desde Berlín o Waterloo y que no podrá acceder a determinadas dependencias del Palau de la Generalitat como símbolo de respeto a Carles Puigdemont. El “presidente legítimo”.

El despacho del president, el salón de la Mare de Déu de Montserrat, el despacho de las secretarias, la capilla de Sant Jordi y algunas zonas de la Casa dels Canonges (residencia oficial de los mandatarios catalanes) podrían estar vedadas a Quim Torra, investido el pasado lunes, aunque todavía no ha tomado posesión del cargo. Fuentes del entorno de Puigdemont niegan que se hayan dado instrucciones en este sentido. Pero en Palau no se habla de otra cosa. "¿Se sentará usted en la mesa de Lluís Companys o la dejará vacía?", preguntó a Torra el líder parlamentario de los comunes, Xavier Domènech, durante la sesión de investidura. No hubo respuesta.

Casa dels Canonges

Acceso a la Casa dels Canonges

Las dependencias más utilizadas por el presidente de la Generalitat son su propio despacho, al que se accede desde el patio gótico, y el salón de la Mare de Déu de Montserrat --una figura de la icónica virgen destaca en este espacio--, una especie de antesala colindante donde se celebran las reuniones oficiales. Fue en este salón donde el expresidente Artur Mas firmó el decreto de convocatoria de la consulta secesionista del 9 de noviembre de 2014. Al otro lado de esta antesala está situado el despacho de las secretarias del president.

Algunas fuentes soberanistas aseguran que Puigdemont ha vetado estas tres estancias a Torra, así como la cercana capilla de Sant Jordi, situada al otro lado del patio gótico.

plano palau

Plano del Palau de la Generalitat / WIKIPEDIA

Portavoces del expresidente niegan ese veto, pero Quim Torra no lo desmiente rotundamente y se limita a declarar públicamente que no sabe todavía qué dependencias utilizará.

Otro de los espacios que previsiblemente no ocupará Torra es la Casa dels Canonges, residencia privada de los presidentes. Francesc Macià, Lluís Companys y Josep Tarradellas la utilizaron. También lo hizo con frecuencia Jordi Pujol. Al parecer era su refugio para escaparse de sus controversias familiares. Pasqual Maragall solo utilizó estas dependencias cuando reformaron su casa, mientras que José Montilla nunca durmió allí. Puigdemont pernoctó en las jornadas previas a la declaración unilateral de independencia (DUI).

sala verge montserrat

Salón de la Mare de Déu de Montserrat, donde el presidente de la Generalitat celebra sus reuniones

Quienes conocen la Casa dels Canonges destacan la existencia de una sala de proyecciones –la posibilidad de que en la oferta de películas figurara cine para adultos era la comidilla del personal del Palau—y la peculiar decoración de las salas más íntimas, es decir, el dormitorio y los lavabos. Por lo visto, abundaban los espejos por decisión de un antiguo inquilino, Joan Antoni Samaranch, presidente de la Diputación cuando esta institución ocupaba el Palau durante la etapa franquista.

Actualmente, la Casa dels Canonges solo se usa para organizar almuerzos oficiales.

sala tapies govern

Sala Tàpies, donde se reúne el Consell Executiu

Todavía no se ha designado a los nuevos consejeros del ejecutivo catalán. Y aunque la intención de Puigdemont es tener un “gobierno en el exilio”, se presupone que las reuniones del Consell Executiu se seguirán celebrando en la Sala Tàpies, que debe su nombra a un gran cuadro del artista catalán que preside estas dependencias.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información