Menú Buscar
Damià Calvet y Elsa Artadi camino de una reunión del Consell Executiu del Govern / EFE

Las elecciones en Barcelona pueden cambiar la estructura del Govern

El juicio a los dirigentes secesionistas y la división interna genera improvisación en la estrategia del entorno neoconvergente

2 min

Cuando Oriol Junqueras ordenó desde prisión que nada de listas unitarias provocó que quedara en evidencia que el entorno neoconvergente no tiene una estrategia clara, en cuanto a candidatos para las elecciones de Barcelona se refiere.

Ahora la mejor opción es arrastrar a Elsa Artadi hasta el número dos de la candidatura junto a Joaquim Forn. La presión sobre la portavoz del Govern es intensa --Puigdemont es el que más empuja-- y la dirigente está dispuesta a asumir el reto. Si finalmente se oficializa la dupla, Damià Clavet asumiría la consejería de Presidencia.

Estrategia ineficaz

La estrategia a seguir no está clara. Desde que toda la planificación que hizo en su momento Artur Mas y Francesc Homs --sobre las "pantallas" que el independentismo debía superar-- no se han cumplido, el entorno neoconvergente sigue "sin saber que hacer".

El juicio a los dirigentes secesionistas en Madrid, las divisiones internas y que “cada día pasan cosas” han creado alarma y resignación en el Govern que temen “llegar a otoño sin saber qué hacer” y que el Tribunal Supremo marque el calendario.

Juicio en Febrero

Esto es lo que se desprende de una conversación de un despacho de la Generalitat según La Vanguardia. Después de reconocer que la estrategia de Mas y Homs “ahora es inviable”, toca buscar una nueva táctica para afrontar el futuro e intentar ganar el debate del "relato".

Los líderes secesionistas apuntan a que las vistas orales darán inicio a primeros de febrero, por lo que el traslado de los presos se producirá a mediados de enero. Ahora la duda es si se les despide como “héroes que van a librar una batalla” o si son “víctimas que se dirigen al matadero”.