Menú Buscar
Jaume Duch portavoz y director de Comunicación del Parlamento Europeo, institución de la Unión Europea / EFE

Duch: "Los Estados europeos deben evitar que se pierda la pista de los menores extranjeros"

El portavoz del Parlamento europeo afirma que el acuerdo entre Theresa May y la UE sobre el Brexit "es el mejor posible para gestionar algo que solo puede ser muy negativo para el Reino Unido"

8 min

Ha recibido varios premios, pero el que mejor le define es aquel que le define como "distinguida personalidad española en comunicación que ha promovido el proyecto europeo”. Jaume Duch (Barcelona, 1962) lleva casi 30 años vinculado al Parlamento europeo, donde ahora ejerce de portavoz y director general de Comunicación. En una entrevista con Crónica Global, afirma que, ante el auge de la xenofobia, las instituciones europeas "tienen el deber de proteger los valores y los derechos que están en la base de la unificación europea".

-¿Cómo valora el acuerdo sobre el Brexit entre el Gobierno de Theresa May y la UE?

-El acuerdo es el mejor posible para gestionar algo que solo puede ser muy negativo para el Reino Unido y, en menor medida, para la propia Unión Europea. Salir de la UE es un error, y muchos británicos se han dado ya perfecta cuenta de ello, porque supone perder derechos, oportunidades y protección, supone ser más débiles en un mundo más complejo, cerrar puertas a sur mercados y, en definitiva, perjudicar a una parte muy importante de la población. El acuerdo, de aprobarse, permitirá una salida ordenada y gradual del Reino Unido, que durante varios años seguirá teniendo que aplicar la legislación europea, pero perderá la posibilidad de participar en su aprobación.

Jean-Claude Juncker y la primera ministra británica, Theresa May / CG

Jean-Claude Juncker y la primera ministra británica, Theresa May

-Tener una política global sobre inmigración es una de las grandes reclamaciones de los gobiernos. ¿Se avanza en ello?

-Es una de las reclamaciones principales del Parlamento Europeo y de algunos gobiernos, pero no de todos. Ese es el problema. En este momento hay Estados miembros que bloquean las reformas necesarias de la legislación en materia de refugiados, un tema sobre el que en el Parlamento Europeo hay una gran mayoría de diputados a favor pero en el Consejo de ministros de la UE no. Sólo habrá política de inmigración europea cuando los gobiernos de los países de la UE acepten transferir las competencias necesarias a las instituciones europeas. De momento no lo han hecho.

-En Cataluña existe un problema con los menores extranjeros no acompañados (MENA) que, según los expertos, pasa por acuerdos con los países de origen. ¿La UE puede hacer o está haciendo algo al respecto?

-No solo en Cataluña. El Parlamento Europeo y la Comisión han propuesto reformar la legislación europea de acogida de refugiados para entre otras cosas reforzar la protección de los menores, pero insisto en que esta reforma está bloqueada por la oposición de algunos gobiernos nacionales. Para el Parlamento Europeo es muy importante que a los menores no acompañados se les trate primero como lo que son, niños, independientemente de su estatus migratorio. Se les adjudique un tutor y se promueva la reunificación familiar tan pronto como sea posible. Por otra parte los Estados han de cooperar entre ellos para evitar que se les pierda la pista y acaben siendo víctimas de la trata, la violencia o la prostitución. Asimismo, hay que reforzar la colaboración con los países de origen y tránsito para asegurar su protección y, cuando sea posible, facilitar su regreso al país de origen o con sus familias.

-Se habla del auge de la xenofobia, del populismo en Europa. ¿Qué papel debe tener la UE? ¿Inhibición? ¿Advertencia?

-Las instituciones europeas tienen el deber de proteger los valores y los derechos que están en la base de la unificación europea y de facilitar información de calidad suficiente para que todos sepamos qué hace y qué no hace la UE, quién toma las decisiones y por qué, igual que a nivel nacional, pero los únicos responsables de lo que votan son los propios ciudadanos y lógicamente los partidos y líderes políticos.

macron merkel

Angela Merkel y Enmanuel Macron, partidarios de un ejército europeo / CG

-Merkel y Macron están a favor de crear un Ejército europeo ¿Es una idea nueva? ¿Viable?

-No es una idea nueva, al contrario, es una idea muy vieja, pero muy necesaria y perfectamente viable siempre que haya voluntad política. Una unión política no está completa sin una defensa común, y eso pasa por la puesta en común de capacidades militares. Si se hace bien no solo se crea una seguridad autónoma de la Unión Europea, complementaria a la de la OTAN, sino que se ahorra mucho dinero, porque una defensa conjunta siempre será más barata y eficaz que muchas defensas separadas.

-España es europeísta, según el eurobarómetro, pero ¿somos consecuentes? Quiero decir, en temas como por ejemplo el cambio climático no parece que seamos muy proactivos.

-Los españoles son proeuropeos y se sienten plenamente europeos, tanto o más que los ciudadanos de países fundadores de la Unión Europea, pero en cada país las prioridades de la gente son diferentes, en función de su percepción de los problemas. El cambio climático preocupa más en Suecia que en España, la inmigración ilegal preocupa más en Italia que en España, de la misma manera que el paro juvenil o la lucha contra el terrorismo preocupan más en España que en Francia o en alemania.

-En una reciente conferencia, comentó que la UE no mediará en el conflicto catalán. ¿Cuál es la postura al respecto? ¿Neutralidad? ¿Respeto a la ley?

-La posición de la Unión Europea es clara y no ha variado en todos estos años. Vale tanto para el caso catalán como para cualquier otro. Se trata de una cuestión interna, que tiene que encontrar solución a través de un diálogo político respetuoso con el ordenamiento constitucional del Estado miembro.