Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Núria Marín, presidenta de la Diputación de Barcelona / EP

La Diputación de Barcelona aprueba un plan anti-Covid de 36 millones en sus cuentas de 2021

El organismo destinará recursos a las empresas y trabajadores afectados por la pandemia pese a la caída drástica de ingresos

4 min

La Diputación de Barcelona ha dado luz verde al anteproyecto del presupuesto de la corporación para 2021. Las cuentas de la entidad crecerán un 4% más el próximo año, hasta un total de 1.008 millones de euros.

El presupuesto inicial cuenta con 965.234.000 euros, al que se sumará una partida adicional de más de 40 millones procedente del remanente de tresorería. El objetivo principal de las cuentas, como ha explicado la presidenta de la Diputación Núria Marín, será paliar los efectos del Covid-19.

Plan de choque contra el Covid

En concreto, 35,9 millones irán destinados al plan de choque para afrontar las consecuencias de la pandemia. Así, se invertirán cinco millones de euros a la mejora de los caminos municipales, 10,3 millones al refuerzo económico y ocupación de la provincia, 16,9 a la reactivación sociocultural, y 3,7 más a programas de emergencia.

Además, la Diputación destinará 23 millones a programas sociales --un 8,6% más que el año pasado--, 10,4 millones a la reactivación económica de los municipios y 5,9 millones a un plan de choque cultural. 85,1 millones serán para el Catàleg de Serveis, 80 millones para el Programa General de Inversiones (PGI), 12 millones para el Plan de Ocupación y 12 más para el Plan de Garantía de Bienestar, y 211 millones para reforzar el apoyo financiero y tributario de los gobiernos locales.

También destinará 9,9 millones a consolidar y aumentar los servicios que ofrece a los ayuntamientos y 14,8 millones a terminar de financiar la Xarxa de Governs Locals del mandato anterior.

La Diputación de Barcelona, sin el lazo amarillo en su fachada / ERC

 

Edificio de la Diputación de Barcelona 

Recorte de los ingresos

Marín ha dado las gracias a todos los grupos --"también a la oposición"-- por haber desbloqueado unas cuentas que, según ha declarado, están orientas a la salida de la crisis. El proyecto se beneficiará, además, de la derogación de las reglas de estabilidad financiera del Estado y de los anticipios que marca el borrador de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Sin embargo, el diputado del área de Recursos Humanos, Hacienda y Servicios Internos, Carles Ruiz, ha reconocido que la pandemia ha afectado drásticamente a los ingresos de la corporación. Pese a ello, ha recordado que el 80% va destinado directamente a los ciudadanos y a los ayuntamientos.

Insatisfacción de los grupos

Los grupos representados en el ente han señalado las carencias de las cuentas aprobadas por la institución. El diputado de En Comú Guanyem Jonatan Fornés ha destacado el plan de choque específico para hacer frente a la pandemia y el papel que considera que el mundo local debe tener en la recuperación. Pero Lluisa Melgares (Tot per Terrassa) ve falta de concreción en temas de ciudad y considera que es clave incidir en políticas de educación y generar movimiento en la economía.

Por su parte, Daniel Gracia (PP) ha dicho que "no es el presupuesto ideal", pero que lo apoyan por el momento excepcional marcado por la pandemiaSalvador Tovar (Cs) ha criticado aspectos como el capítulo de gastos, que considera que debería corregirse. Por último, Dionís Guiteras (ERC) cree que se podría haber hecho "mucho mejor", con más tiempo, planificación y consenso.