Menú Buscar
Elisenda Alamany, portavoz parlamentaria de los comunes, crítica con los recortes de los convergentes / EUROPA PRESS

Los ‘comuns’ entran en crisis arrastrados por el debate soberanista

Varias figuras del partido crean una plataforma para “enderezar el rumbo” de CatComú mientras la formación política revindica que aúna todo el espectro del soberanismo

22.10.2018 14:35 h.
5 min

El compendio de ideologías políticas que hizo nacer a Catalunya en Comú (CatComú) afecta cada vez más a la cohesión del partido. Varios miembros de la réplica catalana de Podemos han creado una plataforma que deja constancia de la crítica interna a la que se enfrenta la formación.

La plataforma se dará a conocer públicamente mañana pero su manifiesto fundacional ya se ha hecho público bajo el título Som comuns, som soberanistes (Somos comunes, somos soberanistas). En él reivindican “enderezar el rumbo” del partido y “recuperar los valores fundacionales” del mismo, entre ellos, el soberanismo. Sin embargo, desde otros sectores del partido aseguran que el espíritu soberanista de CatComú sigue vigente.

“Repliegue” por el ‘procés’

Los impulsores de la plataforma, entre los que se encuentran la portavoz parlamentaria de los comuns, Elisenda Alamany, y el diputado Joan Josep Nuet, señalan que CatComú ha ido abandonando el soberanismo pese a ser “uno de nuestro valores originales”. El alejamiento de las bases ideológicas viene motivado por la “lógica binaria del procesismo” que ha llevado al “repliegue por parte de algunos sectores” del partido. Por esta razón los soberanistas que se acercaron al partido cuando se fundó se sienten ahora “huérfanos” en el espacio político. 

El coordinador general de CatComú, Ramon Arnabat, se ha mostrado extrañado ante la iniciativa ya que “precisamente el espacio de los comuns es un espacio soberanista”. Ha subrayado que la dirección del partido no ha recibido el manifiesto y ha instado a sus impulsores a presentar sus reflexiones en el Consejo Nacional del mismo, donde se ha comprometido a abordar un debate si se solicita.

A vueltas con la nueva política

En el manifiesto también se lanzan críticas ante la acomodación del partido en lo que se conoce como la vieja política. Los impulsores de la plataforma aseguran que la formación nació con la voluntad de impulsar nuevas formas de actuación política pero CatComú no ha sido capaz de “superar las dificultades, los vicios y las inercias” de los partidos tradicionales.

También hay palabras para el secesionismo y sus consecuencias. Hacen referencia a los hechos del 1-O y del 3 de octubre que “marcaron un antes y un después” en la política y resalta que en estas fechas “los catalanes y catalanas ganamos el derecho a decidir y construir nuestro futuro”. Y por ello, los comuns críticos con el partido reclaman un proyecto nacional que apele a mayorías amplias y plurales”. La réplica de Arnabat a este argumento es clara y directa: CatComú es un espacio plural que da espacio a todo el espectro soberanista, "del federalismo al independentismo, pasando por todas sus variantes”.

Representación en el Parlament

El coordinador de CatComú ha destacado que el hecho de que la portavoz en la cámara catalana impulse el documento no tiene incidencia sobre el grupo parlamentario y que Alamany seguirá siendo la portavoz. "Hay matices que se ven de forma diferente, pero si estamos de acuerdo en unas bases --que somos soberanistas, que ponemos el eje social por delante de otras cuestiones y que queremos ser democráticos-- no habrá problema para llegar a acuerdos", ha declarado.

Alamany ha sido portavoz de Catalunya en Comú desde que comenzó la legislatura. Tras la marcha de Domènech, Jéssica Albiach pasó a ocupar la presidencia, Marta Ribas la portavocía adjunta y Arnabat a la coordinación general.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información