Menú Buscar
Una foto de archivo dl diputado de la CUP Carles Riera saludando a Quim Torra en el Parlament / EFE

Carles Riera se muestra crítico con el PSOE y pide volver a la unilateralidad

El dirigente de la CUP ha afirmado que el PSOE podría ser un actor que intente propiciar una segunda transición en Cataluña, y que existe "el peligro" que acabe en una reforma autonómica

30.06.2018 13:55 h. Actualizado: 30.06.2018 13:56 h.
3 min

El diputado de la CUP Carles Riera ha afirmado este sábado que el PSOE podría ser un actor que intente propiciar una segunda transición en Cataluña, y que existe "el peligro" de que actores políticos catalanes instrumentalizen el independentismo a favor de esta segunda transición que, a su juicio, en el mejor de los casos sería una posible reforma autonómica.

En una entrevista en TV3, también ha desconfiado del acercamiento de los presos a cárceles catalanes porque, según él, no significa que las cosas vayan bien: "Con una mano dicen que acercan a los presos y con la otra el Gobierno del PSOE dice que modificará la rebelión en casos en que no haya violencia".

Volver a la unilateralidad

Riera ha reiterado que "no hay otro camino que el de la unilateralidad", ante la negativa de Pedro Sánchez al referéndum pactado, y ha afirmado que tienen que esperar a que se vuelvan a dar las condiciones internas y objetivas para materializar la república.

Para el dirigente de la CUP, el factor decisivo que hará decantar la situación hacia un lado u otro es la movilización popular, aunque ha asegurado que las instituciones también tienen un papel clave para construir "soberanía y un estado desde ahora".

"Acto de menosprecio"

En relación al incidente entre el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el embajador de España en Estados Unidos, Pedro Morenés, en Washington, Riera lo ha calificado de "un acto de menosprecio a un país, a su presidente y a sus instituciones", y ha dicho que es totalmente intolerable.

Ha asegurado que el encuentro entre Torra y Sánchez se tiene que producir en términos bilaterales, y ha insistido en que Torra plantee al presidente del Ejecutivo central un diálogo con negociación para poder ejercer el derecho a la autodeterminación.

En este sentido, ha aseverado que hay un cambio de Gobierno pero no un cambio de régimen: "El problema no lo tenemos con quien gobierne, lo tenemos con la naturaleza del régimen del 78 y con su cultura nacionalista".