Menú Buscar
Los hermanos Ramon, Toni y Joan Piqué / CG

"No hablar de corrupción": así influyen los hermanos Piqué en Puigdemont

El ascendente de esta familia de periodistas, aupados por Artur Mas, en la estrategia de comunicación del expresidente subleva a PDeCAT y ERC

16.02.2018 00:00 h.
3 min

“¿Hablar de corrupción en la campaña? No nos interesa”. Así, de un plumazo, resolvió Ramon Maria Piqué Fernández la propuesta de ERC de abordar esta controvertida cuestión en los días previos a las elecciones autonómicas de 2015, en las que los republicanos se presentaron en coalición con CDC. Piqué ya apuntaba maneras entonces como estratega mediático entregado a la causa convergente, una posición que provocó destacados roces con los republicanos.

Con el tiempo, esa incomodidad se hizo extensiva a PDeCAT, pues tanto Ramon Maria como sus hermanos Joan Maria y Antoni Maria crecieron profesionalmente a la sombra del expresidente Artur Mas y el exconsejero de Presidencia Francesc Homs. Dos dirigentes de quienes la nueva Convergència intentaba soltar lastre para hacer creíble su catarsis. Finalmente, Mas y Homs dieron un paso al lado, no así los hermanos Piqué, que han seguido medrando hasta convertirse en miembros del estrecho círculo de colaboradores de Carles Puigdemont. Es decir, de ese club de fans llamado Junts per Catalunya.

Vinculados al Opus

Vinculados al Opus Dei, los tres hermanos Piqué Fernández han ido escalando posiciones en el agitprop independentista. La historia profesional de Joan y Ramon está jalonada de meteduras de pata. Estuvieron detrás del monumental fiasco que supuso la propuesta del nuevo nomenclátor presentado en el congreso de refundación de CDC celebrado en 2016. La militancia se sublevó y rechazó las siglas Catalans Convergents y Més Catalunya. Finalmente, los convergentes se convirtieron en PDeCAT.

Joan Maria Piqué fue jefe de prensa de Artur Mas y, tras ser derrocado éste por la CUP, fue recolocado como responsable del Programa Internacional de Comunicación y Relaciones Públicas Eugeni Xammar. Ahora se dedicada a ejercer de enlace de Carles Puigdemont con la prensa internacional, aunque con resultados nulos. De sus presiones y de sus intentos de intoxicar a los periodistas da fe un informe de Reporteros sin Fronteras, que cuestiona directamente la labor de Joan Maria Piqué. Últimamente se prodiga en las tertulias televisivas, donde ha justificado la pretensión de Puigdemont de gobernar desde su exilio con la memorable frase "hay tanta distancia, o hasta un poco más, de las Canarias a Madrid, como de Barcelona a Bruselas".

Plagiar a los comunes

Su hermano Ramon Maria también la lió durante la campaña de JxCat para las elecciones del 21D, donde trabajó como responsable de imagen. Presentó unos carteles que eran una copia del grafismo utilizado en las últimas contiendas electorales por los comunes.

La trayectoria periodística del consultor Antoni Maria no ha estado tan vinculada al branded content político, sino que ha recorrido las plantillas de diarios independentistas como Ara y El Nacional. Fue director del Diari de Tarragona.