Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Web del presidente de la Generalitat Pere Aragonès, con preminencia del catalán en detrimento del castellano y el aranés

Apagones, marginación y exclusión del castellano en las webs de la Generalitat

Un informe de Impulso Ciudadano denuncia la “omnipresencia” del catalán en detrimento de las otras dos lenguas oficiales en los portales del Govern y el Parlament

7 min

Las webs del Govern y del Parlament marginan el castellano y el aranés, mientras que el catalán es “omnipresente”. Una forma de discriminación lingüística contraria a la Constitución y el Estatut, según afirma Impulso Ciudadano (IC). Esta entidad, que asesora a las familias que han acudido a la Justicia para reclamar más horas de castellano en los colegios, ha publicado un informe titulado Discriminación del castellano y del aranés en las webs de la Generalitat.

Parte de la premisa de que “es imprescindible garantizar que la Administración electrónica no se convierta en una nueva fuente de desigualdad. Todas las personas deben tener acceso a este medio en las mismas condiciones, y ello afecta a la lengua en que se publicita la información y en la que pueden interactuar los ciudadanos con la Administración. De conformidad con el artículo 14 de la Constitución, no cabe discriminación por razón de lengua en la relación de los ciudadanos con la Administración”. Asimismo, “el artículo 3 de la Constitución española reconoce la oficialidad del castellano y que el Estatuto de Autonomía de Cataluña de 2006 declara que el catalán, el castellano y el aranés son las lenguas oficiales de Cataluña, por lo que la Administración autonómica catalana y el Parlament están obligados a interactuar a través de la Administración electrónica en estas tres lenguas”.

Discriminación

Sin embargo, un análisis de las webs institucionales del Govern y del Parlament “muestra el alcance de la discriminación lingüística a nivel oficial: omnipresencia del catalán y discriminación del castellano y del aranés”. IC apoya esa afirmación en la presentación de capturas de pantalla incluidas en su dossier con el título Viaje por 80 webs de la Generalitat.

Así, la web del Molt Honorable President de la Generalitat (https://president.cat/president/) está escrita en catalán y traducida al inglés. En www.president.cat no hay una sola línea en castellano. Otro ejemplo de la discriminación de la lengua castellana y del aranés, indica la asociación, es la web del Parlament. Su portal ( https://www.parlament.cat/pcat/serveis-parlament/idiomes/ ) se redacta en catalán.

parlament
Política lingüística de la web del Parlament

Traductor automático de Google

“Aparentemente está también disponible en occitano, castellano, inglés y francés, pero en realidad no es así”, afirman, pues la web de la Cámara catalana “advierte de que está formada por páginas estáticas y, en su mayor parte, por páginas dinámicas, que se van construyendo a partir de la consulta a las bases de datos”. Las versiones en lenguas distintas al catalán “se hacen a través del sistema de traducción automática con Google Translate. Así se advierte literalmente en la página oficial: ‘Esta herramienta facilita la traducción automática del resto de contenidos del web. El Parlament no se hace responsable de las versiones obtenidas, que no tienen carácter oficial”.

"Otro ejemplo de la discriminación de la lengua castellana y del aranés, lenguas oficiales de Cataluña, es la web del Parlament, institución que representa a todos los catalanes. El portal del Parlament se redacta en catalán", exclusivamente.

"Asuntos fundamentales y sensibles"

“El incumplimiento del trilingüismo oficial al que están obligados los poderes públicos catalanes se sirve de una coartada, la opción Google Translate que, por defecto, ofrecen los navegadores al acceder a una web en idioma diferente al catalán. Como se trata de contenidos redactados y configurados originalmente en catalán, la marginación de las otras lenguas oficiales se perpetra con el recurso al traductor automático de Google”, denuncia IC.

“Amparándose en esa coartada –añade--, las informaciones que se hurtan o se escamotean a más de la mitad de los catalanes que tienen el español como lengua materna o a aquellos otros que tienen el derecho a ser informados en aranés por su condición de lengua oficial y lengua minoritaria, se refieren a asuntos fundamentales y sensibles”, como el acceso a portales de salud, dependencia, Renta Garantizada de Ciudadanía, subvenciones y ayudas, Next Generation, pobreza energética, Covid en los colegios o seguridad.

Acoso al castellano

Concluye IC que “a pesar de que la Generalitat, sus terminales mediáticas, y sus organizaciones paragubernamentales insisten en que es necesario liberar la lengua catalana de la asfixia y acoso que le inflige el castellano, es obvio que las páginas webs institucionales han hecho de la desigualdad de trato una de sus premisas en lo que respecta a las lenguas cooficiales de Cataluña. Los poderes públicos discriminan a la lengua castellana y aparece casi como inexistente la lengua aranesa”.

Por todo ello, Impulso Ciudadano pondrá en conocimiento del Defensor del Pueblo y del Síndic de Greuges la situación de discriminación de la lengua castellana y aranesa en las páginas web institucionales del Gobierno de la Generalitat y del Parlament. Asimismo, este dosier con sus anexos se hará llegar a la Secretaría General de Política Lingüística, al presidente de la Generalitat y a la presidenta del Parlament para que adopten las medidas necesarias para corregir el trato discriminatorio que se pone de relieve en el mismo”.