Menú Buscar
Agentes de la Guardia Urbana en la Sala Conjunta de Comandament (SCC) / GUARDIA URBANA

Agentes de la Urbana denuncian descoordinación con Mossos por "envidias policiales"

El sindicato CSIF alerta que la desinformación entre cuerpos dificulta garantizar la seguridad en Barcelona

05.10.2019 00:00 h.
6 min

La madrugada del pasado 3 de octubre un menor resultó herido de bala en el barrio del Raval, pero ningún agente de la Guardia Urbana --ni si quiera las patrullas de la zona-- recibió un aviso. Y esta no es una excepción. Desde CSIF, sindicato mayoritario de este cuerpo, denuncian la descoordinación con los Mossos d'Esquadra por "envidias policiales". 

Su portavoz, Eugenio Zambrano, explica a Crónica Global que esta cuestión "anormal, contra la que protestan desde hace años, se ha normalizado". A pesar de que los operativos se coordinan desde la Sala Conjunta de Comandament (SCC) --que integra la policía local, la autonómica, bomberos y Servicios de Emergencias Médicas (SEM)--, a los agentes de la Urbana se les deja al margen en numerosas ocasiones. “Compartimos el mismo territorio y el mismo espacio de trabajo, pero no podemos desarrollar nuestra labor. Y acabamos más expuestos que ellos porque no nos dan la información necesaria para salvaguardar la seguridad del ciudadano, ni tampoco la nuestra", lamenta. 

Inacción de Colau y Batlle

Zambrano señala que "la inacción y la dejación" de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, "ha empeorado aún más la situación". Así, desde el sindicato señalan que la seguridad no es una prioridad para la primera edil, que busca que la Urbana sea una policía asistencial. "También es nuestra función, pero la seguridad también es nuestra competencia”.

Un agente de la Guardia Urbana con un detenido / GUARDIA URBANA
Un agente de la Guardia Urbana con un detenido / GUARDIA URBANA

Consideran especialmente grave la falta de actuación del actual teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, por su experiencia al frente de los Mossos. "Conoce lo que denunciamos, y aunque no hizo nada cuando fue director de la policía autonómica, puede hacerlo ahora desde el Ayuntamiento. ¿Para qué tenemos una sala de coordinación si no?", cuestiona el portavoz de CSIF --y confiesa que, tanto un cuerpo como otro la han bautizado como "de descoordinación"--. 

Ocultar información

El suceso en el que se vio implicado un menor esta semana no se transmitió "por los canales policiales establecidos". Las consecuencias no son solo para el resto de ciudadanos, sino para los propios policías. “Si topa con el agresor por casualidad o lo para durante un control rutinario, un agente podía haberse encontrado con alguien armado, y haber resultado herido", razona el portavoz. 

Este agente de la Guardia Urbana recuerda que no es una cuestión de competencias, sino de compartir información para velar por la seguridad de los ciudadanos y no poner en peligro a los policías. 

"Exceso de protagonismo"

Para explicar el por qué de la descoordinación entre cuerpos, Zambrano recuerda la detención del violador de una turista ante el Museo Marítimo el pasado abril. El supuesto agresor fue arrestado por agentes de la Urbana, pero los Mossos se anotaron el tanto. “Se debe a un exceso de protagonismo”, lamenta. Así, subraya que "la Urbana es la que más detenciones realiza. Son envidias policiales". 

Agentes de los Mossos d'Esquadra frente a la Sagrada Familia / MOSSOS D'ESQUADRA
Agentes de los Mossos d'Esquadra frente a la Sagrada Familia / MOSSOS D'ESQUADRA

La petición es clara: compartir la información. "Se debería comunicar por radio a todos los distritos de Barcelona, sobre todo donde ocurren los hechos. Y también al de la zona donde vive el presunto autor de los hechos, que podría volver a su domicilio para esconderse. Al igual que en el caso de un sospechoso con antecedentes por atentado contra los policías", reclaman desde el sindicato. 

Coordinación entre agentes

La descoordinación de los mandos la sortean con "la buena relación, a nivel de calle, entre los agentes de ambos cuerpos. La información se comparte desde abajo, pero no desde arriba", apunta Zambrano, que recuerda que Urbana y Mossos se necesitan "los unos a los otros" para cubrirse las espaldas. 

Desde el sindicato independiente de mossos (USPAC) explican que mantienen una buena relación con sus compañeros de la policía local. "Un ambiente de trabajo correcto entre ambos cuerpos", apuntan. Sobre la denuncia de CSIF afirman desconocer lo ocurrido y señalan como posibilidad que se deba a "hechos puntuales". Ante la falta de coordinación señalan que es la sala central la que se encarga de dar los avisos y, en caso de que estos no se produzcan, obedecería a la decisión del mando de dicha sala. Un portavoz de la policía autonómica subraya que "la información se comparte" e insiste en que los agentes trabajan de manera conjunta.