Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona y presidenta del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), durante un pleno municipal / EFE

Colau burla hoy a la Junta Electoral con un acto-mitin en Barcelona

Barcelona en Comú monta un evento abierto a "ciudadanos y técnicos" en el que venderá los logros de la alcaldesa al frente del Área Metropolitana; la JEC lo prohíbe desde el 6 de marzo

03.04.2019 00:00 h.
6 min

Ada Colau levantará hoy el dedo del medio de forma simbólica a la Junta Electoral de Zona (JEZ) con un acto-mitin en Barcelona. Su partido, Barcelona en Comú (BComú) monta un evento abierto a "ciudadanos y técnicos" en el que venderá los logros de la alcaldesa de la capital catalana y presidenta del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). Ello está prohibido por la JEC desde el 6 de marzo.

Según ha confirmado un portavoz del AMB, el acto de hoy miércoles es una "presentación del nuevo programa de residuos con horizonte al año 2025, el PREMET2025. La presentación del plan a la prensa ya se realizó, se envió convocatoria [...] La de hoy es una sesión similar pero destinada a técnicos municipales y ciudadanía. Si los medios quieren acudir no hay ningún problema". La sesión a la que se refiere el representante no es sino un acto propagandístico de la nueva hoja de ruta metropolitana para la promoción del reciclaje. Tendrá un formato abierto tras desvelar ayer este medio que el responsable del área de Medio Ambiente, Eloi Badia, preparaba una rueda de prensa secreta con el mismo asunto sobre la mesa.

"Está prohibido"

El acto no tendría mayor trascendencia salvo por el hecho de que el gobierno metropolitano de Colau estará incumpliendo la normativa electoral. Así lo han consignado fuentes de la oposición metropolitana, que han indicado que "desde principios de marzo está prohibido ensalzar los logros o éxitos obtenidos" desde las administraciones, pues lo prohíbe una instrucción de la Junta Electoral. A tenor de lo publicado, los partidos rivales tienen razón. La instrucción 3/2019 de la Junta Electoral Central (JEC) [ver aquí] deja claro que "la prohibición establecida en el apartado 2 del artículo 50 de la Loreg --Ley Orgánica del Régimen Electoral General-- impide que desde la convocatoria de unas elecciones y hasta la celebración de las mismas los poderes públicos puedan organizar o financiar, directa o indirectamente, actos que contengan alusiones a la realizaciones o a los logros obtenidos".

Eloi Badia, concejal de Presidencia de Barcelona y vicepresidente de Medio Ambiente del AMB / EP

Eloi Badia, concejal de Presidencia de Barcelona y vicepresidente de Medio Ambiente del AMB / EP

Por su parte, el catedrático de Ciencia Política por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), Joan Botella, ha recordado que "cualquier ciudadano puede denunciar lo que considere una vulneración de sus derechos ante la Junta Electoral". En conversación con este medio, Botella ha subrayado que "las candidaturas rivales podrán hacer lo propio de cara a las elecciones municipales". Haya o no denuncia, según el también profesor universitario el abuso de las instrucciones de la Junta Electoral "es triste" pues "denota el bajo nivel de los partidos que gobiernan las distintas administraciones".

Infracciones constantes

El acto-mitin de hoy en el Centro la Violeta de Gracia a las 18:30 horas no es la primera actuación al borde de la ley del gobierno de Colau en Barcelona y del gabinete que preside en el Área Metropolitana. Cabe recordar que el pasado 18 de marzo el propio Eloi Badia ya convocó en secreto a algunos medios de comunicación --se olvidó de Crónica Global-- para repartir una auditoría de parte sobre la gestión del agua a nivel metropolitano. El documento, sin cuantificación alguna, daba traslado a los reporteros sobre las consecuencias de una hipotética sentencia favorable a su gobierno del Tribunal Supremo sobre la creación de la empresa mixta de abastecimiento. En aquella ocasión, este medio ya denunció que Colau y Badia actuaban fuera del perímetro de la ley, sin resultado.

Antes de ello la propia munícipe ya recibió dos pescozones de la Junta Electoral de Zona, que le obligó a retirar el lazo amarillo (14 de marzo) que pendía del balcón de la casa consistorial y a descolgar una web que loaba los éxitos de mandato del Ejecutivo local de BComú el 20 de marzo. Ambas decisiones siguieron a denuncias del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, que comanda Alberto Fernández Díaz. El edil popular se anotó otra victoria al lograr que Betevé, la televisión local de Barcelona, no utilizara el término juicio presos políticos en su portal digital. Por su parte, Ciudadanos en Barcelona ya avisó a Colau del uso abusivo de las instituciones locales y supramunicipales. La cabeza de cartel de BComú parece no haber escuchado el mensaje del grupo naranja.