Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Algunos carteles a favor de la huelga general independentista que Intersindical-CSC ha convocado este miércoles, 8 de noviembre / CG

La huelga general independentista se desinfla

La negativa de la Taula per la Democràcia a repetir el ‘paro de país’ igual que el pasado 3 de octubre descafeína una protesta que tendrá incidencia básicamente en el sector educativo

6 min

Protesta, sí. Huelga, no. A pocas horas de que en teoría empiece la huelga general independentista convocada por Intersindical-CSC las posibilidades reales de que se repita el éxito del pasado 3 de octubre, fecha del llamado paro de país, son bajas.

Las fuentes consultadas destacan que la falta de unos bajísimos servicios mínimos que paralicen el transporte público como sí ocurrió esa jornada y la poca voluntad tanto de patronales como de sindicatos de impulsar otro paro que tenga consecuencias económicas negativas descafeína la convocatoria.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) tendrá asimismo la última palabra de la convocatoria. Foment del Treball ha denunciado que no se sustenta en una reclamación laboral, una estimación que también contempla Pimec. Pero la patronal presidida por Joaquim Gay de Montellà ha decidido ir un paso más allá y solicitar por vía judicial que se declare ilegal.

Decisión básica para la educación

También se pide como medida cautelar la “declaración de responsabilidad por daños y perjuicios que se puedan derivar como consecuencia de su celebración”. Espera que el alto tribunal catalán atienda su petición a lo largo de este martes.

Su decisión será capital, básicamente, para decidir si las escuelas públicas catalanas abren o no las puertas este miércoles. El ámbito educativo es de los pocos sectores en los que se espera un seguimiento destacado de la huelga, ya que el sindicato Ustec-STEs sí se ha sumado a la iniciativa.

Se estima masiva en las universidades catalanas, con una incidencia media en el pequeño comercio y en las pymes, muy vinculada a las opciones políticas de los empresarios, y casi circunstancial en grandes superficies y en la industria.

Condenado por el asesinato de Bultó

CCOO y UGT de Cataluña la rechazan de forma frontal. Consideran que es pervertir una herramienta de la lucha para defender los derechos laborales y que, por mucho que se niegue desde el independentismo, la convocatoria de Intersindical-CSC se basa en motivos políticos.

Es un golpe a la línea a la defensa del procés que se hace desde esta pequeña organización, que tiene una representatividad próxima al 1,5% en Cataluña y está liderada por Carles Sastre Belliure, condenado en 1985 a 30 años de cárcel como coautor del asesinato del industrial José María Bultó en 1977. El entonces militante de Terra Lliure solo cumplió 11 años de prisión.

Taula per la Democràcia

El papel de los grandes sindicatos catalanes ha sido clave, junto al de Pimec y Cecot, para que la Taula de la Democràcia no repitiera su apoyo a la convocatoria del 3 de octubre en la reunión que tuvo lugar ayer. Se limita a hacer un llamamiento a la "movilización ciudadana" mañana.

Este espacio de diálogo transversal que se constituyó tras la actuación de la Guardia Civil del 20 de septiembre empieza también a cosechar críticas desde los representantes de los trabajadores. “Se escora hacia un lado y no lo podemos asumir”, afirman fuentes de la cúpula de UGT.

Indican que los sindicatos están contra la aplicación del artículo 155 y contra la declaración unilateral de independencia y que deben evitar que sean arrastrados hacia un lado u otro tanto por las diferentes sensibilidades internas de las organizaciones como por el ambiente de precampaña electoral que se vive en Cataluña.

Concentración y manifestación el 11N

Desde CCOO recuerdan que consideran el 21D como una oportunidad para avanzar y encontrar una solución a la crisis abierta en Cataluña. Señalan que su escenario ideal hubiera sido que la convocatoria llegara desde el la Generalitat y no con la aplicación del artículo 155 y que es complejo alcanzar esa paz social con la mitad del Govern destituido en la cárcel de forma provisional, una medida que tanto los sindicatos como las patronales presentes en la Taula per la Democràcia consideran desproporcionada y exigen que se revierta lo antes posible.

Por ello, el apoyo a una protesta más en formato de concentración ante los centros de trabajo que como una huelga general al uso es la fórmula que cobra más fuerza en la mayoría de ámbitos de Cataluña. 

Destacadas en Política