El favor de Laura Borràs

Joaquín Romero
3 min

La tozudez y la ceguera de Laura Borràs han terminado por hacer un gran favor a los catalanes porque con su actitud ha dado el golpe de gracia al agonizante procés que tan irresponsablemente inició Artur Mas y lo que hasta entonces había sido el nacionalismo catalanista.

Resulta tedioso analizar a estas alturas la capacidad de liderazgo de la expresidenta del Parlament porque una persona que escribe correos sobre cómo sortear la ley para ganar dinero a costa de la empresa que ella misma dirige queda automáticamente descalificada. A una conclusión muy similar cabría llegar tras las declaraciones públicas en las que admitía que el conseller de Interior le había informado de la investigación policial y judicial en curso que la imputaba.

En estos momentos, lo relevante es que Borràs ha forzado al partido que preside a darle la espalda y desoír a los pocos apoyos con que aún cuenta, como Quim Torra y Carles Puigdemont. Ni va a paralizar la Cámara autonómica ni va a romper el Govern.

JxCat no se puede permitir quedar a la intemperie, necesita manejar los recursos de las consejerías en sus manos para alimentar su aparato y preparar las próximas elecciones, máxime cuando la Generalitat dispone de recursos adiciones –3.100 millones-- gracias a la elevación del techo de déficit y al incremento de la financiación del Estado para el año próximo.

El protagonismo de esa especie de trumpismo a la catalana, como alguien lo ha bautizado con acierto, es una anomalía que ya hemos dejado atrás. Sin otro proyecto político que la confrontación y con esa especie de ingenuidad mezclada con un autoritarismo desvergonzado ha logrado asustar a sus propios compañeros de partido, conscientes de que pretendía arrastrarlos en la defensa de un caso de corrupción. Pura y llanamente corrupción, por más presunta que sea.

Se ha quedado sola, con esas 200 o 300 personas tan respetables que a las puertas del Parlament llamaron “mora de mierda” a una diputada de origen magrebí, y con Francesc de Dalmases, su garçon servant. Que el nacionalismo suelte lastre debe ser una buena noticia para todos.

Artículos anteriores
¿Quién es... Joaquín Romero?
Joaquín Romero

Periodista desde 1975. Fue redactor de Tele/eXprés y El Correo Catalán, entre otras publicaciones. Ha sido redactor jefe de El Periódico de Catalunya entre 1994 y 2014. También ha sido director de Crónica Global.