Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
'Cuarto Milenio' analiza el caso Alcàsser con el forense Frontela / MEDIASET

El forense Frontela, sobre el 'caso Alcàsser': “Si dijera la verdad, me despellejarían"

El doctor que realizó la segunda autopsia de las niñas fue entrevistado por Iker Jiménez en ‘Cuarto Milenio’

3 min

“Hoy día me despellejarían si dijera la verdad de lo que pienso de lo que se ha hecho", confesaba el médico forense Luis Frontela este domingo en Cuarto Milenio al hablar de las anomalías del caso Alcàsser. El doctor realizó la segunda autopsia de las tres niñas y denunció en el programa las irregularidades en el procedimiento que se llevó a cabo durante la investigación del suceso.

Cuarto Milenio analizó el pasado domingo el triple crimen del caso Alcàsser, que en 1993 conmocionó a la sociedad española. La aparición de nuevas informaciones relacionadas con el hallazgo y la identificación de huesos de una de las chicas pone de manifiesto que la desaparición y el asesinato de Toñi, Miriam y Desirée todavía tiene preguntas sin respuesta.

El forense se muestra indignado

El forense Frontela fue entrevistado en Cuarto Milenio y fue muy crítico con la realización y las anomalías en las actuaciones de investigación del caso. “Como científico de medicina legal, me indignó bastante cómo se hizo el levantamiento de los cadáveres”, confesó el doctor Frontela.

El experto añadió que no se puede hablar de un procedimiento "perfecto o normal”, sino de uno “totalmente anormal”. Además, él cree que “se habrán pasado por alto indicios” que, si se hubiese hecho "de forma reglada", no se hubiesen "perdido o pasado desapercibidos”.

Pérdida de pruebas e irregularidades en el caso

El doctor también explicó que el no seguimiento de determinadas reglas y pautas de trabajo llevan a la pérdida significativa de pruebas.

Los expertos del programa se mostraron de acuerdo con Frontela y repasaron las irregularidades que ellos percibían, como que se cambiaran de lugar los objetos encontrados para fotografiarlos juntos, la no existencia de fotos de los cadáveres dentro de la fosa y que faltaran trozos de una moqueta, entre otros.