Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Antonio del Castillo, padre de Marta del Castillo /EP

La drástica decisión de los padres de Marta del Castillo

Antonio del Castillo ha informado a través de Twitter que ha vendido el piso en el que murió su hija

3 min

Los padres de Marta del Castillo, Eva Casanueva y Antonio del Castillo, han tomado una drástica decisión: tal y como han contado ellos mismos a través de sus redes sociales, han vendido el piso en el que su hija fue asesinada el 24 de enero de 2009.

"Quisiera con estas líneas agradecer la atención, colaboración y profesionalidad prestada por TECNOCASA Estudio Pio XII-Cruz Roja y Estudio Arroyo-San Carlos en la gestión e intermediación de la venta del inmueble de León XIII. Un fuerte abrazo a Miguel, Enrique y Carlos", ha escrito Antonio del Castillo en su perfil de Twitter

La historia del piso

La vivienda en cuestión cayó en manos del banco debido a los impagos por parte de Miguel Carcaño, su anterior dueño. Es por ello que terminó embargada y en una inmobiliaria. Finalmente, tras muchos años sin salida al mercado, en 2012 la familia de Marta lo compró a la inmobiliaria por un precio simbólico.

Así se lo comunicó la familia de Marta al presunto asesino de su hija mientras él estaba en la cárcel: "He adquirido el piso de León XIII donde vivías, el mismo que tu madre os dejó en herencia a ti y a tu hermano Francisco Javier. Ese que finalmente te quedaste tú en propiedad para que tu hermano pudiese pagar sus deudas con un prestamista pensando solo en él". 

Desisten

Sin embargo, tiempo después de ser puesto en libertad, los padres de la joven quisieron vendérselo a Carcaño a cambio de que les dijesen dónde se encontraba el cuerpo sin vida de su hija: "Estoy dispuesto a donarte el piso. La única condición es que digas a la Policía Nacional el lugar exacto donde está el cuerpo de mi hija Marta, necesitamos recuperarla y enterrarla".

Sin embargo, como no obtuvieron respuesta, finalmente han decidido ponerlo a la venta. Después de esperar desde el verano pasado, los padres de la joven han desistido en su esperanza de lograr convencerle y se han deshecho del piso.