Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un bote de gel desinfectante y varias mascarillas / EP

Dos niños sufren graves lesiones en los ojos tras tirarse gel hidroalcohólico en el colegio

Un chico de tres años se enfrente a un trasplante de membrana amniótica después de que un compañero le arrojara desinfectante

3 min

Dos niños están ingresados en el Hospital Clínico de Santiago de Compostela (Galicia) después de que se arrojaran gel hidroalcohólico en los ojos en el colegio. Ambos sufren lesiones graves en los ojos y uno de ellos podría perder la visión, afirma la madre del menor.

Los hechos sucedieron el pasado martes en el colegio Vicente Arias de Maza de la localidad gallega de Lalín. En el comedor del centro, un niño, arrojó al otro --de tan sólo tres años-- el producto desinfectante directamente a los ojos, y éste se la devolvió igual.

Hospitalización y riesgos

Los responsables de la escuela advirtieron rápidamente a los padres y los pequeños fueron trasladados al citado hospital, donde ingresaron con graves lesiones oculares. Según los padres, sufren un fuerte dolor cada día, especialmente el menor.

La madre y la abuela de tres años han realizado declaraciones a los medios en las que afirman que temen que el niño pierda la visión del ojo. Este miércoles, el menor de tres años será sometido a un trasplante de membrana amniótica.

Denuncia a la escuela

La familia afirma que el pequeño está recibiendo calmantes por vía intravenosa desde hace casi una semana, para paliar el dolor. Y no entienden cómo los alumnos del colegio pudieron tener acceso al gel. La abuela denuncia que el centro escolar no trasladara a su nieto al hospital e hicieran venir a la madre, que se encontraba trabajando a ocho kilómetros del lugar.

El suceso ha levantado ciertas dudas y los familiares del niño sufren por las heridas del pequeño. El jefe del servicio de Pediatría, Federico Martinón, y la responsable de Urgencias Pediátricas del Clínico de Santiago, Susana Rey, recuerdan que en caso de accidentes como éstos se debe actuar con rapidez, lavar la zona afectada con abundante agua y recibir asistencia médica especializada.

Prevención y previsión

Ante la situación que enfrenta ahora el niño de tres años, la oftalmóloga y jefa de la unidad de córnea del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), Teresa Rodríguez Ares, subraya que estas quemaduras pueden ocasionar úlceras corneales.

Este tipo de lesiones deben ser atenidas cuanto antes y requieren una operación ya que pueden suponer pérdida de visión. Pese a todo, señala que la mayoría de los casos suelen ser leves, asevera. Del mismo modo, todos los doctores recuerdan la alta toxicidad de estos productos y subrayan la importancia de tener el gel hidroalcohólico fuera del alcance de los niños.