Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dispensador de gel hidroalcohólico / Kelly Sikkema EN UNSPLASH.COM

Lo que debes tener en cuenta antes de usar gel hidroalcohólico

Estas soluciones desinfectantes se han convertido en habituales y hay que seguir una serie de recomendaciones antes de usarlas

Carlos Losada
6 min

Con la amenaza de que el rebrote de personas infectadas por coronavirus se desate y provoque otro colapso en la sanidad, las medidas que cada persona ha de tomar resultan esenciales. Este es el caso de la obligatoriedad de llevar mascarilla y la necesidad de mantener limpias las manos en todo momento, ya sea con agua y jabón o con gel hidroalcohólico.

Con respecto a las soluciones desinfectantes basadas en la capacidad del alcohol para matar bacterias, virus y gérmenes en general, se han convertido en un elemento habitual tanto en las entradas a cualquier lugar público como en los bolsos y bolsillos de cada individuo. Y es que cada vez resulta más común ver cómo cualquiera se aplica este gel con cierta asiduidad. Eso sí, hay que tener en cuenta que no se está utilizando agua y, por lo tanto, se han de tomar ciertas precauciones para que “el remedio no sea peor que la enfermedad”.

Cómo desinfectar con gel hidroalcohólico

El primer aspecto que se debe tener en cuenta cuando se emplea una solución hidroalcohólica es el modo de limpiarse las manos. En este sentido, desde la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) ofrecen una sencillas recomendaciones que van desde aplicar el producto en la palma de la mano hasta frotar cada una de las partes de la misma, sin olvidar las puntas de los dedos. Posteriormente, después de unos 20 segundos llevando a cabo esa tarea, se dejarán secar y estarán totalmente higienizadas.

Al respecto incluso desde esta organización apuntan que un desinfectante a base de alcohol es un “medio habitual preferente para desinfectar las manos cuando estas no estén visiblemente sucias. Es más rápido, más eficaz y mejor tolerado por las manos que lavarlas con agua y jabón”.

El peligro del gel hidroalcohólico

No obstante, a pesar de que su uso esté recomendado por la OMS, no se puede olvidar que el alcohol, per se, es más peligroso que el agua, dado que es inflamable, puede causar intoxicación etílica e irritar la piel y hay que evitar el contacto con heridas y mucosas, además del contacto con los ojos.

Bote de gel hidroalcohólico / Nathana Rebouças EN UNSPLASH.COM
Bote de gel hidroalcohólico / Nathana Rebouças EN UNSPLASH.COM

Por esta razón, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha publicado una lista de recomendaciones que tienen como objetivo un correcto uso de este tipo de geles para evitar cualquier percance en la ciudadanía.

Indicaciones de seguridad

Los consejos que desde la AEMPS apuntan, son los siguientes:

  • Hay que evitar la aplicación de los geles y las soluciones hidroalcohólicas en aquellas zonas que sean sensibles o estén dañadas de la piel o mucosas.
  • Se debe mantener estos productos alejados en todo momento de los focos de calor, tales como superficies calientes, la exposición solar directa, llamas abiertas, chispas o cualquier fuente posible de ignición. Por ejemplo, no es adecuado dejar un botecito con gel hidroalcohólico dentro del coche, pues las altas temperaturas a las que está expuesto en los días más calurosos pueden provocar algún percance.
  • Es recomendable no fumar inmediatamente después de su uso o en aquellos sitios donde estén almacenadas las soluciones hidroalcohólicas.
  • Estos geles han de almacenarse en lugares ventilados y frescos, de tal manera que se eviten espacios en los que se produzcan cambios de temperatura importantes, como por ejemplo junto a una ventana por la que entre el sol directamente).
  • Cuando se produce un contacto con los ojos, se deben aclarar con abundante agua durante varios minutos. En caso de que la irritación permaneciera, habría que consulta con un médico.
  • Finalmente, si se ingiere alguno de estos productos, hay que ponerse en contacto inmediatamente con el Servicio de Información Toxicológica o acudir a Urgencias.

Otras recomendaciones

Aparte de estos consejos de la AEMPS, hay otras recomendaciones que tanto los especialistas como los fabricantes de estas soluciones hidroalcohólicas apuntan como claves:

  • Por supuesto, estos geles desinfectantes deben permanecer fuera del alcance de los niños. Y en caso de que se les tengan que aplicar, ha de ser un adulto el que limpie las manos al pequeño.
  • Cuando no se estén utilizando, los recipientes han de estar bien cerrados.
  • Es recomendable no usar este tipo de soluciones en espacios muy cerrados. De hecho, al lavarse las manos en el coche, por ejemplo, es mejor hacerlo con las ventanillas bajadas. 
  • Los dispensadores que se colocan en comercios y demás establecimientos públicos tienen que estar alejados de interruptores de la luz o de fuentes de encendido, de modo que se evite cualquier peligro de fuego.