Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tarjeta en memoria de una niña de 10 años que muerió de hambre / TWITTER

Una niña de 10 años muere de hambre porque sus padres le esconden la comida

La pequeña ingresó en el hospital con claros síntomas de inanición extrema, pesaba tan sólo 17 kilos

4 min

Una niña de 10 años ha muerto después de que sus padres adoptivos la torturaran sin darle de comer. Los adultos le ocultaban la comida e incluso se la guardaban bajo llave.

La pequeña Josie Ann Abney ingresó el 13 de octubre en el Salem Memorial District Hospital, en Missouri (Estados Unidos), después de que los adoptantes llamaran a emergencias advirtiendo de que la menor se había desmayado y no respondía.

Ingreso hospitalario

Al llegar al domicilio familiar, los dispositivos médicos se encontraron con una niña con claros síntomas de inanición extrema y debilidad física. Pesaba tan sólo 17 kilos cuando ingresó en el hospital. Poco pudieron hacer por su vida. La falta de alimento fue la causa de su muerte.

La policía inició una investigación para poner luz sobre el caso. Tras el fallecimiento de la pequeña, los agentes obtuvieron una orden policial y pudieron acceder a la vivienda de Susan y Randall A., los padres adoptivos.

Cerraduras y miedo

En la habitación de la niña sólo había un colchón tirado en el suelo, una lámpara y un cesto para la ropa. La estancia tenía una cerradura, como también la nevera de la cocina. Por lo que respecta a la despensa, todos los productos de alimentación estaban ubicados en los estantes superiores, supuestamente para que Josie no los pudiera alcanzar.

Los padres niegan que no le dieran de comer. Aseguran que fue ella quien decidió dejar de hacerlo, pero la madre alega que "tenía demasiado miedo de lo que pensaría" la gente si la llevaba al médico. Asimismo, confiesa que dejaban a la pequeña encerrada cuando ellos trabajaban en el jardín con el pretexto de que tenían un arma en casa.

Más niños a cargo

La víctima no es la única hija adoptiva de la familia, tenían 13 menores adoptados a su cargo y recibían ayudas económicas para hacerse cargo de ellos.

Los padres ya han sido detenidos por negligencia infantil. Por su parte, decenas de vecinos se congregaron a las puertas de la casa para rendir homenaje a la pequeña Josie.