Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Investigadores en la zona donde se halló el cuerpo de Esther López / EFE

El cuerpo de Esther López aparece vestido y sin signos aparentes de violencia

Las primeras hipótesis indican que la víctima falleció el mismo día de su desaparición hace casi un mes

3 min

La aparición del cuerpo sin vida de Esther López cerca de la zona donde desapareció Traspinedo (Valladolid) no ha hecho más que desatar nuevas incógnitas.

Fue un "paseante" quien, a las a las 10.30 horas de este sábado encontraba a la mujer de 35 años desaparecida desde el día 12 de enero. Fue en una zona próxima al polígono Tuduero, y no estaba enterrado. El lugar había sido peinado en las batidas llevadas a cabo por los vecinos del municipio en días anteriores por lo que no se descarta que pudiera haber sido traslado en las últimas horas hasta este lugar.

Informaciones iniciales

Las huellas dactilares y las pertenencias encontradas han confirmado las primeras hipótesis que señalaban que se trataba de la vecina desaparecida. Ahora, la autopsia debe determinar la causa de la muerte, que puede tardar varias horas.

Las primeras informaciones detallan que el cuerpo no presentaba signos aparentes de violencia, ni un rastro de disparo o herida de arma blanca, tampoco traumatismos graves visibles. Esto es lo que ha provocado que no se sepa aún la causa del fallecimiento.

El cuerpo

Lo que sí evidencia el estado del cuerpo, así como indicios previos de los forenses, es que López podría haber muerto el mismo día de su desaparición. A los investigadores les cuesta creer que se trate de una muerte natural, pero está por ver.

Sí les ha sorprendido que Esther estuviera vestida con la misma ropa que el día de su desaparición y tuviera todas sus pertenencias encimas: desde las llaves de su casa hasta la cartera y el móvil. Su vestimenta estaba sucia pero no tampoco hay rastro que evidencie si fue arrastrada hasta allí o lanzada desde un vehículo.

Desconcierto

Los vecinos insisten en que fue llevada hasta allí. Aseguran que batieron la zona en jornadas anteriores, pero es cierto que la maleza era muy alta y que tal vez pasaran por alto el lugar exacto donde se encontró el cadáver.

Los investigadores prefieren mantener silencio y esperar al resultado de la autopsia. "Estaba en superficie y no puedo asegurar si lo han dejado. Hacer elucubraciones en estos momentos es complicado", enfatizaba el coronel de la Guardia Civil Miguel Recio este sábado.