Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La viuda de Pedro Carrasco, Raquel Mosquera, acude a su peluquería / EP

Raquel Mosquera vuelve al trabajo y desmiente ciertas informaciones sobre su brote psicótico

La peluquera demuestra haber superado el susto y aclara qué sucedió el día que tuvo que ingresar en el hospital: "En ningún momento perdí los nervios"

3 min

Raquel Mosquera dijo este miércoles 28 de abril que se sentía con "fuerza" y "preparada" para retomar su vida con normalidad, y así lo ha hecho. Apenas tres días después de recibir el alta por el brote psicótico que la llevó a estar ingresada en el hospital Puerta de Hierro durante casi dos semanas, la peluquera retoma sus obligaciones laborales. 

Muy sonriente, y con mucho que decir, la viuda de Pedro Carrasco demuestra que el susto ya está casi olvidado y que vuelve a ser la misma de siempre. De hecho, ha aprovechado su vuelta al trabajo para aclarar todo lo que se ha publicado sobre ella y los motivos que la llevaron a sufrir el ataque, desmintiendo tajantemente ciertas informaciones.

La verdad de Raquel Mosquera

Después de superar el brote psicótico que hizo incluso que su familia temiese por su vida, Raquel Mosquera ha vuelto a su peluquería acompañada de su inseparable pareja, Isi. Visiblemente recuperada, la viuda de Pedro Carrasco ha decidido aclarar todas las especulaciones que se han dicho: "Los disgustos, lógicamente, no vienen bien".

Así ha hecho referencia la peluquera al testimonio de Rocío Carrasco, que obviamente tuvo mucho que ver en el susto. "Ya al pie del cañón", Mosquera asegura que se encuentra "muy bien", pero que le molestan ciertas informaciones relacionadas con el ataque: "Una revista decía que me había dado el brote psicótico y me había puesto muy alterada, incluso gritando. Eso no es cierto, ¿vale?".

Más tranquilo de lo que se ha dicho

"Siento mucho tener que rectificar a los que hicieron eso, pero hombre... lo suyo es que contrasten bien esa información. No fue así", asegura Raquel Mosquera antes de aclarar la verdad sobre su susto. "Fui tan tranquila con mi marido y con mi hermana Silvia, porque precisamente por todo lo que estaba ocurriendo lógicamente saben que yo soy muy fuerte... pero muy sentimental".

"Fuimos a visitar al médico y que me ajustasen un poco la medicación, porque con esto del coronavirus no pude ir las dos o tres veces que me tocaba. Ya sabes que, hoy en día, casi todo es virtual. Simplemente eso, decir que ni mi marido perdió los nervios ni yo tampoco, y que fue tal cual como os lo he dicho", señala la peluquera, harta de especulaciones. "Nada de nervios, ni mi marido ni yo. Fuimos desde la sensatez, seriedad y en ningún momento perdí los nervios", zanja la viuda de Pedro Carrasco antes de empezar, de nuevo, su jornada laboral.