Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El bailarín Rafael Amargo / EFE

Rafael Amargo habla sobre la situación de Rocío Carrasco y Olga Moreno

El bailarín critica el linchamiento que ha sufrido desde su detención en la presentación de una exposición basada en una obra suya

4 min

Rafael Amargo sigue adelante con sus proyectos profesionales y ha presentado en Barcelona La danza de Dionisio, una exposición de dibujos y esculturas de Jorge Egea basado en el espectáculo Dionisio, montaje del bailarín antes de su Yerma.

El coreógrafo sostiene que, pese a su detención por presunto tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal, no le faltan los apoyos, ni el trabajo. No tienen problemas en hablar sobre ello y defender su inocencia, como tampoco se escaquea cuando le preguntan por el tema de la temporada, Rocío Carrasco.

Sufrimiento prolongado

Conocedor de la situación, lamenta todo lo que ha pasado y lo que vive Rociito: “Son muchos años los que esta mujer lleva con esto y merece mis respetos”. Y recuerda a los críticos que ella “pronto se le fueron sus seres queridos y debió de ser muy difícil”.

Me da mucha cosita en el alma cómo lo haya podido pasar. Me da cosita porque yo creo que es demasiado, las cosas cuando se extienden pierden”, asevera. Eso sí, señala que si le hubiera pasado a él “habría cortado”.

Rocío Flores y Antonio David

Amargo es amigo de Antonio David, pero respeta perfectamente la decisión de Carrasco. “Dejemos que hable porque así lo ha decidido. Yo no soy nadie para opinar, pero se me parte el alma viendo que una madre y unos hijos que no se quieren”, subraya.

Acerca de la relación que tiene ella con Rocío y David Flores desea “ver una foto de esa madre con esos hijos yendo a cenar, dándose un beso…”. “La madre debería tener una conversación con esa niña antes de ir a televisión”, advierte.

Olga Moreno

Al respecto de la situación de Olga Moreno, a quien también conoce, lo único que puntualiza es que no le gustaría estar en su piel en estos momentos.

Al margen del tema, Rafael defiende que es inocente y critica lo que vivió tras su detención. “Conmigo no ha existido presunción de inocencia y he tenido más medios encima que hubo en la boda de doña Letizia”. Una situación que lo llevó al límite.

Problemas judiciales

He sufrido mucho, mi madre lo ha pasado muy mal, mis hijos, mi padre cayó enfermo… ¿Eso quién te lo paga? Nadie”, denuncia. Y no duda en apuntar a algunos de los responsables, los medios: “La prensa hablaba de una persona que no soy yo, tenía que pellizcarme. ¡Pero si es que ni siquiera estaba en mi casa cuando dicen! Así que a partir de ahí…”.

Inmerso de lleno en su trabajo y la gira de Yerma, espera poder el espectáculo a Barcelona y que todo esto pase. “Ojalá pronto salga el juicio porque mientras tanto no puedo hablar, no puedo defenderme; y cuando hablo es midiendo mucho lo que digo, aunque lo haga con el corazón”.