Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Antonio David Flores y su hija Rocío Flores / EUROPA PRESS

Antonio David y Rocío Flores, muy unidos ante la inminente reaparición de Rociíto

Padre e hija se reencuentran en la estación de Málaga antes de que Rociíto se siente en los platós

2 min

Antonio David Flores y su hija Rocío siguen demostrando que la relación entre ellos no ha cambiado a pesar de las declaraciones de Rocío Carrasco en su documental. El ex guardia civil ha sido el encargado de recoger a la joven en la estación de Málaga a su regreso de Madrid. 

Lejos de esconderse, el excolaborador de Sálvame recibió a su hija con una gran sonrisa y un cariñoso abrazo, sin importarles la presencia de la prensa, como muestra de la buena relación que siguen manteniendo.

Abrazos y besos

Este gesto público ocurre a pocas horas de que Rocío Carrasco se siente en directo en el plató de Rocío, contar la verdad para seguir viva, para hacer una pausa en el documental y resolver las dudas que hayan surgido después de los siete primeros episodios.

"No es fácil contar una vida de 20 años en unas pocas semanas. Llegados al ecuador de la serie documental creo que es un momento de hacer un parón y usarlo para poder explicar algunas cosas y resolver dudas”, confirmó en directo el pasado miércoles.

Colaboradora

Al mismo tiempo, Rocío Flores se ha estrenado como colaboradora de televisión en Telecinco y ha hablado por primera vez, destrozada, de cómo se encuentra tras el estreno de la docuserie de su madre. 

"Te lo digo a ti, mamá, te lo he dicho por activa y por pasiva. Se ha llegado a opinar que después de Supervivientes no me he puesto en contacto con mi madre. Es mentira, lo he hecho. Ayer volví a llamar a mi madre dos veces", confesó la joven. "Mamá, tus hijos están aquí, no te los ha quitado nadie. Levanta el teléfono, llámanos. Vamos a aclarar las cosas en casa. Ya no puedo más. Lo digo totalmente de corazón", confesó Rocío.