Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El escultor Nacho Palau / MEDIASET

Nacho Palau sorprende con sus últimas confesiones de Miguel Bosé

El escultor valenciano tiene una sincera conversación con Ana Luque y la deja anonadada con sus revelaciones

3 min

Nacho Palau se ha mostrado muy cauteloso hasta ahora en Supervivientes a la hora de hablar de Miguel Bosé. Un pequeño zasca al inicio y alguna confesión puntual y poco más. Por eso, pocos esperaban sus últimas palabras hacia el cantante.

El escultor se ha puesto a hablar con Ana Luque sobre sus hijos y de allí ha pasado al padre. Sus halagos han dejado a todos a cuadros. "Lo dices todavía en presente", le subraya la andaluza.

Mucho amor

El valenciano asevera que, pese a su tenso y duro divorcio, "Miguel ha sido divertidísimo, de todo, lo más", recuerda. Eso ha hecho que reconozca que "es de las personas que más quiero en el mundo".

Así de bien recuerda con él la convivencia con él y sus hijos. "Lo hemos pasado de puta madre", asevera, claro que "no me gusta como están las cosas ahora y espero que cambie", matiza.

Un padrazo

Ana Luque no podía creer lo que oía. "Yo he estado enamorado hasta las trancas de él", le insistía Palau. Es consciente de que las cosas han cambiado, el entorno del cantante y él lo han visto. "Ojalá me llevara de puta madre con Miguel", sentencia.

¿Y como padre? "Miguel se lo ha currado como un campeón", defiende, "se le daba todo de puta madre", admite NachoNacho. Incluso les hicieron un parque.

Los hijos

La paternidad, por eso, no ha sido fácil. "No dábamos abasto",reconoce de los momentos iniciales con ellos. Pero los aman con locura. Y el valenciano tiene muy claro que quiere para él y los pequeños. "Vivir en mi pueblo, tener un negocio, estoy con mis nanos ahí todo el día...", fantasea.

Poco le importa el contraste con la vida que le puede dar el artista. "Lo que tienen aquí no lo tienen allí", es consciente y "su otro padre podrá darles lo que yo no".

Besos y dardo

Eso no significa que se lo pasen mál con él. "Tendrías que verlos cómo se lo pasan cogiendo una serpiente en la charca. Se vuelven locos", le confiesa a Luque.

Sus palabras de amor son más que obvias. Le ha enviado un beso a Miguel Bosé, incluso. Eso sí, no ha perdido la oportunidad de recordarle que "son cuatro. Son una pandilla".