Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La periodista Mila Ximénez junto a la colaboradora de 'Sálvame', Belén Rodríguez, y un amigo / EP

Mila Ximénez demuestra su recuperación con un agradable paseo en compañía de amigos

La colaboradora de 'Sálvame' sigue adelante con el tratamiento experimental que la debilita mucho, pero que parece funcionar

3 min

Mila Ximénez sigue con su tratamiento contra el cáncer de pulmón, pero las noticias sobre su estado de salud llegan a cuentagotas. Estas últimas semanas, la periodista ha acudido varias veces a la clínica de La Luz de Madrid, donde le hacen seguimiento, acompañada siempre de sus hermanos.

Se desconocía si las visitas eran para bien o para mal, pero el hermano de la colaboradora de Sálvame, Manuel, informó a El Español este miércoles 5 de mayo que Mila “está mejorando poquito a poquito". Unas palabas que tranquilizaron mucho a los seguidores de la periodista, y que hoy han podido comprobar con sus ojos que las noticias positivas eran ciertas.

Un agradable paseo por Madrid

La colaboradora de Sálvame, Mila Ximénez, se encuentra completamente inmersa en el nuevo tratamiento experimental al que se está sometiendo, pero la periodista ha querido olvidarse de ello por unos minutos. Aprovechando el buen tiempo que hace en Madrid, Mila ha salido a pasear junto a unos amigos y disfrutar un poco de estos días soleados de primavera.

Visiblemente relajada, la reportera ha disfrutado de la compañía de Belén Rodríguez y un amigo con el que compartió confidencias durante toda la jornada. Pese a que su estado de salud le dificulta el caminar, Mila Ximénez mostró su mejor cara como muestra de que se está recuperando poco a poco.

Mila supera los baches con apoyo

Además de su hija Alba, Mila Ximénez está contando con el apoyo incondicional de sus hermanos, pero también de muchos de sus compañeros de Sálvame que no han dudado en apoyar a su amiga desde la distancia. Algunos ejemplos son Belén Esteban o María Patiño, con quienes ya se la ha visto a lo largo de todo este duro proceso.

Pasito a pasito, la periodista deja atrás el duro bache que sufrió hace unos meses, cuando reconoció que no estaba dispuesta a seguir sufriendo de esa manera: "He estado en la cama casi un mes, sin poder moverme. Lo que he pasado no se lo deseo a nadie. Yo tengo mucha fuerza, pero cada vez me cuesta más sacarla. El camino está siendo largo y jodido, y a mi me gusta vivir con calidad de vida", contó la colaboradora en su última aparición televisiva.