Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La segunda hoguera de las chicas en 'La isla de las tentaciones 3' / MEDIASET

Lucía tira los objetos de Manuel a la hoguera de 'La isla': "No quiero nada de este mierda"

La concursante no ha soportado ver las dos infidelidades de su novio en una hoguera llena de resentimiento, especialmente de Marina hacia Jesús

5 min

La segunda hoguera para las chicas de La isla de las tentaciones ha puesto fin a dos relaciones: la de Marina y Jesús y la de Manuel y Lucía. Una decisión previsible vistas las imágenes de los concursantes, aunque no por ello está exenta de controversia.

Y es que mientras Lucía ha optado por tirar dos pulseras y un anillo de Manuel al fuego, una vez ha visto que le fue infiel con dos chicas diferentes en una noche, Marina también ha expresado el asco que le ha producido su novio pese a toda la polémica que la envuelve a ella y a su tentador, Isaac el lobo.

"No me voy a tapar más"

La primera en visualizar las imágenes de su novio ha sido Marina, que se ha quedado "blanca" al ver que Jesús "se ha morreado" con una tentadora. "No veas cómo juegan a los juegos. Esta casa es lo más cerdo que he visto yo en mi vida", ha resumido la concursante al verlo.

Para sorpresa de la audiencia, su respuesta ha sido: "Me siento liberada para hacer lo que siento, ya no me voy a tapar más --como se pudo ver en el vídeo filtrado--. Siento asco. Es falsedad pura y dura", ha confesado a pesar de su tonteo con Isaac, conocido también por su novio. Pero ella creía que Jesús era de otra manera, no "tan valiente" y ha admitido que "no me creo lo que estoy viendo. Qué asco".

Más leña al fuego

Cuando Lucía ha visto las infidelidades de Manuel, lo primero que le ha salido ha sido un simple: "Es patético. Me lo había demostrado antes, pero ahora lo es más". Pese a admitir que no se lo esperaba, ha acabado reconociendo que su novio "solo piensa en su entrepierna. No me quiere. Ya llorará, lo que he llorado yo y más".

Pero lo de Fiama la ha destrozado, se ha sentido "humillada". Tanto que ha rechazado ver más imágenes por miedo a ver que Manuel se acostaba con alguien. Entonces, ha llegado el gran momento: "Ya se quién es el personaje que tengo al lado", ha comentado antes de levantarse y tirar a la hoguera dos pulseras, un anillo que su pareja le regaló. "No quiero porquerías en mi cuerpo. He perdido tres años de mi vida, pero no voy a perder más. No quiero nada de este mierda en mi vida", ha zanjado Lucía.

Tres frentes abiertos

Al igual que su pareja, Raúl, Claudia ha tenido que ver pocas imágenes en la hoguera. Pero lo poco que ha visto, le ha molestado: "Yo no juego a juegos de chupar el cuello, te puede poner cachondo y me parece una falta de respeto. Si él no me respeta a mi, yo jugaré también", ha celebrado para alegría de sus compañeras.

Lara sigue pensando que está saliendo con un niño. Al escuchar las palabras de Hugo --porque los vídeos tampoco han mostrado nada-- ha asegurado que "no veo madurez, lo veo un niño". Pero ante la posibilidad de que su novio se marche de viaje solo, sí ha amenazado con "que se vaya… pero que no vuelva. Que no mire para atrás. No veo que se acuerde de mi, pero no voy a llorar más por él porque no se lo merece. Me hizo mucho daño y no se está comportando".

Luego le ha llegado el turno a Lola, a quien le ha dado un ataque de ansiedad antes de que se encendiera la tablet: "Tengo mucho miedo, porque me lo puedo merecer por gilipollas. Estoy muy nerviosa", ha admitido justo antes de que el programa anunciara el final y nos dejara con las ganas de saber qué pasará entre ella y Diego... y quién será la soltera vetada por las chicas.