Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Marina e Isaac, antes del beso en la piscina / MEDIASET

Marina, de 'La isla de las tentaciones': "Mi familia me ha cohibido con el tema de Jesús"

La concursante se ha sincerado a 'el Lobo' y asegura que mantiene su actual relación porque "mi madre siempre me ha hecho volver con él"

3 min

Marina y Jesús llevaban cinco años de relación antes de concursar en La isla de las tentaciones, pero las dudas afectaban mucho en su día a día. Lo habían dejado dos veces antes, con personas de por medio, y según Marina fue por ella, porque no cree que Jesús la haya engañado. De hecho, asegura que su novio le miente y le dice que sí, pero "no es verdad".

Pero todo esto puede haber llegado a su fin con su participación en el programa de Telecinco, y el motivo tiene nombre y mote: Isaac el Lobo. La concursante, finalmente, cayó en su tentación y besó al soltero durante un baño caliente en la piscina. Y a eso hay que sumarle las imágenes filtradas en la que ambos demuestran su nivel de pasión.

La madre alargó la relación

Yolanda Rodríguez, la madre de Marina, habló de la longeva relación de su hija pese a su corta edad. Con 21 años, la concursante llevaba los cinco últimos con su actual pareja, el cual casi vivía con ellos en casa. Un "buen chico" que, tal y como contó Marina a el Lobo, su madre le aconsejó en más de una ocasión que lo aguantara porque merecía la pena.

La polémica se ha desatado en El debate de la isla de las tentaciones cuando han recordado que la concursante aseguró antes de entrar al reality que Jesús le había prohibido, por ejemplo, el ir a una discoteca. Un ejemplo de que tan buen chico no era, y que la relación era algo tóxica. Por ello, los tertulianos han cargado duramente contra Yolanda por recomendarle alargar la relación.

Los sueños de la posible pareja

​"Busco volar, ser feliz", le dijo Marina a Isaac después del beso, pero el Lobo fue más allá: "Podríamos volar juntos, sabríamos cómo tratarnos". Unas palabras que gustaron a la concursante, que reflexionó sobre el presente y le dijo: "Tenemos que aprender a asimilar lo que nos está pasando".

Entonces, Marina se sinceró con su tentador y reveló que "mi familia me ha cohibido a mí mucho con el tema de Jesús, mi madre siempre me ha hecho volver con él cuando lo hemos dejado". Por ello, su madre respondió en el plató admitiendo que se equivocó: "Pensaba egoístamente en mí como madre, y prefería que Marina volviera con Jesús".