Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Alex Bueno /TWITTER

Se filtran las imágenes de un concursante de 'La isla de las tentaciones' completamente desnudo

Álex Bueno, exnovio de Fiama, da el salto a la plataforma Onlyfans posando tal y como su madre lo trajo al mundo

3 min

Cada vez son más los concursantes del reality de moda de Telecinco que muestran lo que significa caer en su tentación. El último en subirse al carro ha sido Álex Bueno. El que fuese participante de la primera edición de La isla de las tentaciones, y novio de Fiama, es uno de los muchos famosos de segunda línea que han decido dar el salto al mundo de las páginas webs de contenido para adultos.

De hecho, Bueno está cobrando para que sus fans le vean sus partes más nobles a través de la plataforma Onlyfans.

Álex muestra todo lo 'bueno'

Y ojo porque el ex de Fiama no tan solo comparte fotografías. Tanto es así que el de Móstoles revela casi toda su jornada diaria. Buena prueba de ello es el vídeo que circula por las redes en el que aparece duchándose y enjabonándose con esmero su entrepierna.

Alex Bueno /TWITTER
Alex Bueno /TWITTER

Sin embargo, este joven tatuado y con un cuerpo a base de mucho gimnasio ni se sonroja. Al contrario, el también extronista de MYHYV parece sentirse orgulloso de lucir lo generosa que fue la naturaleza con él. Tan solo hace falta pasarse por su Instagram para ver como publicita a bombo y platillo su cuenta más hot.

30000 euros por una felación 

Y es que tal y como ya avanzó Cristian Suescún, en esta plataforma se gana mucho dinerito. Daniela Blume, Mari Cielo Pajares, o Jacobo Ostos son buena parte de los rostros conocidos de la televisión que se han pasado a la nueva era del destape por Internet.

Una sobresueldo muy bien pagado y sin salir de casa con el que darte un buen capricho. Aunque según ha confesado Bueno, a él le han llegado a ofrecer hasta 10000 euros por ejercer de chico de compañía. Por si fuera poco, el televisivo también tiene mucho éxito entre el público masculino. Una realidad que le ha llevado a rechazar la oferta en que un chico le ofreció 30000 euros por realizarle una felación.