Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fiama, la tentadora de 'La isla de las tentaciones' que ha puesto contra las cuerdas a Manuel / MEDIASET

Así fue 'la fiesta de Manuel' en 'La isla de las tentaciones': "Me siento mal"

En 'El debate' del programa se han emitido 25 minutos inéditos que revelan cómo actuó el concursante para protagonizar la noche más loca de la edición

5 min

En la última emisión de La isla de las tentaciones 3, las parejas empezaron a caer como moscas. La mayoría de los participantes, cabreados al ver las imágenes de sus amados en la temida hoguera, decidieron vengarse de ellos y ellas dando rienda suelta a su tonteo con los tentadores. El resultado: siete alarmas se encendieron.

Pero el caso más sonado fue el de Manuel, que metió la pata a lo grande al serle infiel a Lucía con dos chicas la misma noche: Stefany, la tentadora con la que siente mayor conexión, y Fiama, la exconcursante del reality recién aterrizada a la isla como nueva tentadora. Y ahora, en El debate del programa, se han visto 25 minutos inéditos de esa noche alocada.

Miradas a dos bandas

El contenido exclusivo ha arrancado con imágenes de Manuel y Stefany, donde la tentadora mostraba su preocupación por la llegada a Villa Playa de Fiama. Los ojos de Manuel iban como locos, persiguiendo a la recién aterrizada mientras trataba de tranquilizar a Stefany. Incluso llegó a jurarle que "la única que puede meterme en problemas, eres tú", pero sus ojos estaban puestos en la nueva tentación de la isla.

Stefany quiso sincerarse a Manuel y le aseguró que le gustaba mucho, pero que si decidía pasar de ella se iría a por Jesús, que también le gusta. ¿Dónde estaba el otro concursante en ese momento? Tonteando con Fiama, bajo la atenta mirada de Manuel. Llegó el momento de los juegos, y Fiama tuvo que darle un beso al chico que más le gustaba del programa: no fue a Manuel, fue a Jesús.

La picardía de Manuel

"A mi no te recomiendo que me des un pico. Te darían ganas de hacerme más cosas", atacó un celoso Manuel mientras la tentadora alucinaba con la chulería. Pero ese atrevimiento llamó la atención de la nueva tentadora, que desde entonces no se separó del concursante. Ni Stefany lo consiguió, y eso que puso empeño... hasta que se cansó y llegó la primera pulla, de Stefany a Fiama.

Fiama contraatacó con una actitud muy despectiva hacia "los celos de tres días", y Manuel tuvo que poner paz al decirle que ella valía más que eso y que "no te rebajes a eso". "Me vas a buscar la ruina", le respondía Fiama entre risas y bailes, mientras los concursantes veían por primera vez que a su compañero se le estaba hiendo la cosa de las manos.

Fiama le comió el terreno

Manuel creía que dominaba la situación, pero no se dio cuenta de que Fiama le había llevado a su terreno. Cayó de lleno en su tentación, y llegó el beso. "Me han faltado horas", le espetó entonces la nueva tentadora, y el concursante, preocupado por si Stefany lo había visto, se fue directo a buscar a su primera opción: "Yo estaba esperando que tú vinieras".

Bajo la lluvia, Manuel consiguió llevársela a una de las hamacas de la piscina para hablar... y cayó el segundo beso de la noche. Ni un segundo tardaron en contárselo a Fiama, que también confirmó su momento con el concursante... y estalló la bomba entre las amigas de Stefany que, mientras lloraba en su habitación, seguía sin saber el notición: "Ya se lo digo yo", dijo una encendida Fiama.

¿Fin a la relación con Lucía?

"Me siento mal. Lucía se va a sentir como una mierda... pero qué hago yo, ¿me quedo aquí sin ser yo mismo?", reflexionó Manuel ante Fiama antes de acostarse, asegurando que vive en una mentira en su relación y que tiene claro que se ha dado cuenta de que quiere acabar su relación.

La respuesta de su tentación ante tal explicación fue "eres adictivo" y, con un abrazo, se fueron a camas separadas. Un final que deja las puertas abiertas a la reacción del concursante, y deberemos esperar a la gala del jueves para saber qué le dijo la almohada esa noche.