Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El chef Karlos Arguiñano / EP

Karlos Arguiñano confiesa su ideología política y habla de la de su padre: "Negaba el Holocausto"

El chef vasco da su opinión sobre la subida de precios en la carta del restaurante de David Muñoz

3 min

Karlos Arguiñano asistió el pasado sábado a La Sexta Noche y se sinceró como nunca sobre su idelogía política y la de su familia. En cuanto a la situación española, el cocinero opinó que los políticos "no se unen por el bien común, se unen por el bien propio".

"No se han unido ni en la pandemia. Cambiaría a todos los políticos, y que vengan otros jóvenes", añadió el cocinero. Eso sí, reconoció que gobernar no es fácil: "Si cuesta llevar las cosas de casa, ¿cómo vas a llevar las cosas de un país?".

Ideología

El chef fue más allá y desveló su ideología política: "Vengo de ese mundo, del mundo obrero. De la soldadura, del cincel y el martillo. Eso no se me ha quitado". "Al final me he hecho empresario, pero tengo el puntito rojillo que tenía cuando tenía 16 años", confesó.

Unas ideas que se alejaban mucho de las de su padre. "Él era muy pobre pero era de derechas, no lo entendí nunca. Más de una vez le dije que menos mal que había ganado la guerra, porque si la llega a perder...", se sinceró el presentador. "Discutíamos mucho. Estuvo en la División Azul, me negaba el Holocausto. Gritándome, claro", reveló Arguiñano sobre su progenitor.

Subida de precios

El vasco también dio su opinión sobre la subida de precios de David Muñoz en su redestaurante: "La alta cocina es muy cara, porque para dar de comer a 30 personas tienes otros 30 en la cocina. Antes igual tenías un montón de ayudantes a los que les pagabas muy poquito o nada por estar aprendiendo. Hoy en día, la gente que tienes que tener trabajando tienen que cotizar, trabajan sus horas".

"Si han subido de precios no es para ganar más, probablemente sea para cubrir gastos. Todos los grandes cocineros de los grandes restaurantes, el 80 o 90% se ganan la vida fuera de los restaurantes, asesorando cadenas de hoteles, de restaurantes... porque con lo que les dan sus restaurantes no les llega", zanjó.