Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presentador Jorge Javier Vázquez / MEDIASET

Jorge Javier Vázquez confiesa que tuvo celos de Pablo Alborán

El presentador envía una carta abierta a su amiga Mila Ximénez para que dé la batalla contra el cáncer

3 min

Jorge Javier Vázquez acostumbra a dar una imagen entre frívola y dura. No en vano se habla de él como el rey de la telebasura. Pero, a veces, muestra algo de corazón.

La última ocasión ha sido el cumpleaños de Mila Ximénez que le hizo confesarle su amor a través de su blog personal. Clara que entremedias confiesa el momento que tuvo celos de Pablo Alborán.

Culpa de Mila

No fue por su talento o por un hombre, sino por su compañera de trabajo. Revela que, en un viaje a Lisboa, su amiga se mensajeaba con el cantante. “A mí me daba un poco de pelusa porque cada vez que pronunciabas su nombre se te caía la baba”, admite el presentador.

Más rabia le dio al ver que durante el viaje el malagueño le envío un audio a la periodista en el que le cantaba un fado. “Cómo voy yo a competir con eso”, lamenta.

"Reunión de desempleados"

La confesión esta inmersa en una dedicatoria en la que exalta la figura de Mila, a la que cogió tanto cariño desde los inicios de Sálvame, “ese programa que empezó como una reunión de desempleados y ahora somos los reyes del mambo”, como él mismo define.

Desde entonces, han “pasado momentos únicos. Irrepetibles. Hemos transitado por todos los estados emocionales que puede sentir el ser humano: alegría, pena, euforia, melancolía...”, destaca.

Ánimos

El de Badalona relata anécdotas como un concierto de Barbra Streisand al que fueron y del que salieron por estar demasiado lejos, la amistad que tuvo la colaboradora con su expareja, pero, sobre todo, el amor que se procesan.

“Solo quiero decirte que somos muchos los que estamos a tu lado. Sé que el camino está siendo complicado”, le indica en su casa abierta. Tiene ganas de abrazar y besar a su amiga y le pide que siga dando la batalla contra cáncer. Él y los espectadores, asegura. “Mila, todo es mucho menos si tú no estás. Así que a coger fuerzas y a galopar”, concluye.