Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El bailarín Joaquín Cortés / EFE

Joaquín Cortés, molesto por las consecuencias del caso de Rafael Amargo: "Todo el mundo consume”

El bailaor lamenta que se asocie las drogas con el baile y apuesta por la defensa de la presunción de inocencia

3 min

Joaquín Cortés está de estreno de su nuevo espectáculo Esencia pero la actualidad del mundo del flamenco también pasa por Rafael Amargo y es difícil que no se le pregunte al respecto en las entrevistas.

Crónica Directo ha podido hablar con el bailaor cordobés al respecto y se ha mostrado algo indignado por la asociación que se hace del mundo del baile y de las drogas. “Todos los medios me lo preguntáis”, señala.

Molesto

Me da mucha pena por él. Tanto si es Rafael como si es otro, independientemente de las personas, me parece que no tiene nada que ver con el baile”, subraya. “Hoy en día el mundo de las drogas se mueve en todos los sitios: en los medios de comunicación, en la calle… no tiene nada que ver con el baile”, insiste.

Eso es lo que más le preocupa al coreógrafo. Y es que al margen de Amargo y las acusaciones que pesan sobre él --supuesto tráfico de drogas y presunta pertenencia a organización criminal-- hace pocos meses Antonio Canales también admitió que pasó por el consumo de sustancias estupefacientes.

Estigma

Sobre la investigación policial que pese sobre el bailarín, Cortés indica que se trata de un caso particular. “En este caso, este chico baila y le ha pasado esto, pues bueno. Ahí está la Justicia y es la que tendrá que decidir”.

El también productor defiende que “si [Rafael Amargo] ha hecho mal que pague y si no lo ha hecho al pobre le han colgado un San Benito y le han deteriorado mucho la imagen que va a ser difícil limpiar”.

Presunción de inocencia

Muy similares fueron las palabras del investigado al salir de los calabozos. Él y su abogado, Cándido Conde-Pumpido, lamentaban que el daño hecho al artista con su detención y las filtraciones a la prensa es ya irreparable.

En este sentido, Cortés mantiene que “ante todo está la presunción de inocencia y si resulta que el chico pasaba por ahí y le han colgado el marrón…”. Sabe que la mancha siempre la va a llevar.

Relación baile-droga

Insiste en que “no quiero entrar en eso, pero repito si la persona lo ha hecho mal y pertenece a una historia de estas tan heavies pues que pague las consecuencias como si fuera otro u otra, cualquier persona”.

Lo único que quiere es “que quede claro que no tiene nada que ver con el baile”. “Parece que las drogas tienen que ver con artistas y no, consume todo el mundo en la sociedad, sean médicos o medios, todo el mundo consume”, sentencia.