Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El bailarín y coreógrafo Rafael Amargo / EFE

Los ex de Rafael Amargo hablan de sus problemas con las drogas y de maltrato

Varias parejas y amigos del bailarín relatan las noches de fiestas locas y de hasta cinco días en hoteles

5 min

La detención e investigación a Rafael Amargo por supuesto tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal ha sorprendido a buena parte de España. El bailarín niega las acusaciones, pero algunos de sus ex se han puesto hablar y no sólo hablan de sustancias, también de malos tratos.

Uno de los primeros en aparecer ha sido Klein, un actor porno que ha acudido a los platós de Telecinco para hablar de las noches local de su ex. En Viva la vida afirmaba que ha tenido que recogerle en numerosas ocasiones de lugares en mal estado y que incluso consumía instantes antes de salir a escena.

Momentos en los baños

"Se perdía por los baños de los sitios y luego volvía de otra manera, más alegre", subraya horas después en el Deluxe. Eso sí, evita pronunciar la palabra droga, habla de sustancias y de “movimientos extraños”. Viví con él cosas y me llevaba a cosas que no me gustaba. Yo no le he visto vender”, matiza.

Esta actitud hizo que la relación se complicara en muchos aspectos. "Yo he visto muchas cosas, él solía liarla y perderse y luego pedirme perdón", sentencia. Pero es que por su fuera poco, también le fue infiel incluso en frente de él.

Orgías

La relación entre ambos duró siete meses, pero ese tiempo pareció ser suficiente para ver cosas que no le gustaron. “Rafa organizó una fiesta de sexo, orgías y escorts”, nada más conocerse asegura, pero siguió con él hasta que llegó un punto en que Klein afirma que le “daba asco tener relaciones sexuales con él porque estaba muy dejado”.

Pero el actor no ha sido el único que ha hablado. En el plató de Sábado Deluxe, al que Amargo dijo que iría y les dio plantón, se ha sentado una expareja más, Noelia. Y si bien ella no habló tanto de consumo sí hizo referencia a la actitud violenta del coreógrafo.

Malos tratos

La mujer asevera que le da pena ver a su ex en la situación en la que está. Ella vivió momentos muy duros con Amargo e incluso señala que le debe 4.000 euros por destrozar toda una habitación de hotel donde organizó una fiesta. “Me da pena porque le considero un muñeco roto. Le echaban de los hoteles por hacer fiestas hasta altas horas de la madrugada”, apunta.

Sobre detención por presunto tráfico de drogas, ella revela que “traficar no le he visto, pero sí le he visto entrando y saliendo. Nunca he consumido con él y le expulsaron de un espectáculo en un hotel de Ibiza porque faltaba casi siempre a su trabajo”. Precisamente, en la isla, incluso organizó fiestas de cinco días, en las que dice que nunca salió de allí durante todo ese tiempo.

Malos tratos

Pero el momento más duro ha sido cuando ha confesado que recibió malos tratos por parte del bailarín. Fue en Barcelona, “se le fue todo de las manos y acabó cogiéndome del cuello y empujándome, o sea agresión, delante de un abogado”, relata.

La situación fue tan violenta que “cuando los Mossos d’Esquadra tuvieron que llevárselo preso de mi casa porque se le fue todo de las manos y se puso muy agresivo”, recuerda.

"Gente muy rara"

Acerca de la pertenencia a una organización criminal poco se ha dicho. El coreógrafo asegura que él solo pertenece a “una banda musical”, pero un examigo suyo, Aimar, sí confesó que “Rafa me presentó en su casa a gente muy rara. Era como una secta. Algo muy oscuro".

El hombre explicó en el Deluxe que Amargo “tenía problemas económicos porque el dinero que cobraba, al poco le desaparecía”. Y no cobraba poco “su caché está entre los 6.000 y 10.000 euros por dos pases de 20 minutos", asegura. Pero aún así, tiene deudas. “Creo que hay alguien detrás de Rafa que le amenaza”, sospecha.