Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cantora, la finca de Isabel Pantoja /TELECINCO

Isabel Pantoja vende Cantora y su ático de Fuengirola

La tonadillera ha llegado a un acuerdo con un comprador y con Kiko Rivera para deshacerse de la finca de Medina Sidonia

3 min

El que ha sido el refugio de Isabel Pantoja durante décadas, Cantora, ya se ha vendido. La cantante, acechada por las deudas, ha conseguido vender la finca. y Kiko Rivera está de acuerdo.

No ha sido fácil. A la tonadillera le ha costado mucho dar el paso, pero el tiempo y los problemas legales han dado el último empujón para que se convierta en un hecho: Isabel se deshace de la finca que heredó de su viudo, Francisco Rivera 'Paquirri'.

El papel de Kiko

Por el momento, se desconoce quién es el comprador con quien ya se ha firmado el contrato de arras. Sí que esta vez, quien ha puesto más impedimentos ha sido el DJ que no lo tenía claro.

El marido de Irene Rosales ha sido el primero en empujar a su madre a que diera el paso. Hace apenas unos días amenazaba que su madre se enfrentaba a un desahucio si no se deshacía de la finca. Eso o que la deuda subiera a un millón de euros más. Parece que ese momento no va a llegar.

Dinero

El precio de venta se desconoce. Cantora estaba a nombre de una empresa que tenía varios embargos. Debía 414.080 euros que la artista mantiene con Hacienda, pero gracias a un comprador las deudas están saldadas. Claro que a cambio de que la persona que ha firmado el contrato accediera a unas condiciones no reveladas.

El problema es que las deudas sólo afecta a la sociedad de la folclórica y, por tanto, a la parte de la finca que es propiedad de ella. Kiko también tiene una parte y ha sido más difícil que diera su brazo a torcer. Al final, lo ha hecho. ¿Por qué precio? No se sabe. Según Pepe del Real, Isabel habría puesto precio a toda la finca, incluyendo también la parte que le corresponde a su hijo. Es decir el 47,60%. De hecho, la cantante pediría nada más y nada menos que 4.700.000 de euros por su cortijo como precio de salida. Claro que en su día había interesado que ofrecía 7.000.000 de euros.

Ático

La información que ha conseguido José Antonio Avilés revela que este acuerdo va más lejos. El comprador lo que ha hecho al pagar la deuda es también quedarse con otra de las viviendas de Isabel, su ático de Fuengirola

Con ambas ventas, la artista podría quedarse sin un lugar donde vivir, pero nada más lejos de la realidad. Es bien sabido que la Pantoja buscaba un nuevo lugar donde vivir y esta persona le ha puesto sobre la mesa varias opciones donde puede ir. ¿Cuál será?