Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Isabel Pantoja / EP

Isabel Pantoja se salva del desahucio de Cantora

La tonadillera ha utilizado sus conciertos en Latinoamérica para salvar la deuda que tiene con Hacienda

3 min

Isabel Pantoja ha conseguido pagar el desahucio de su casa en Cantora. Según ha podido saber en exclusiva este mediodía El Programa de Ana Rosa, la tonadillera ha encontrado un acuerdo para hacer frente a la gran deuda de la finca: 414.080 euros que la artista mantiene con Hacienda.

La condición que se le exigía era hacer frente a esta elevadísima cantidad para no ser desahuciada de Cantora. Esta marcha se iba a producir hoy, 21 de abril, a las 10:30 horas, pero la Pantoja ha conseguido esquivarla. Al parecer, habría puesto como aval el dinero que va a ganar de sus conciertos en Latinoamérica, dos en Chile y uno en Argentina, en los próximos meses.

Los conciertos, su salvación

Unos conciertos por los que va a cobrar 100.000 euros por cada uno de ellos, según ha podido desvelar Vanitatis. De esta forma, la tonadillera podría solventar sus problemas económicos. "Ha llegado a un acuerdo con la Agencia Tributaria para hacer el pago fraccionado. El problema vendría cuando ella no cumpla con uno de los plazos", han indicado desde el programa de los mediodías.

Sin embargo, esta no es la única deuda a la que tiene que hacer frente Isabel Pantoja. Aún le debe 76.000 euros a Loli la quiosquera, a la que su hija visitó el pasado jueves. Isa Pantoja ha acudido a El Programa de Ana Rosa para explicar cómo fue esa visita y qué podría hacer su madre.

La visita de Isa a Loli

"Si mi madre tiene que pagar ese dinero y eso lo dice un juez, pues habrá que pagarlo", ha contestado bien segura la colaboradora. Isa asegura que fue a visitarla porque le daba "mucha pena", pero ha dejado bien claro que ella no tiene "ningún compromiso legal" con nadie, por lo que no tiene intención de pagarle lo que le debe su madre

Chabelita ha querido puntualizar que ella no tiene "nada que ocultar" y que "por supuesto" que le contará a su madre su visita a Loli. "Fui porque era jueves santo y Alberto estaba de nazareno en Triana. Quedé con la familia del padre de mi hijo y con Dulce​​​​​​​, pasamos por la calle de Loli y me fue inevitable subir a saludarla", ha contado emocionada.