Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El torero Fran Rivera / EFE

Fran Rivera lanza un duro mensaje contra Isabel Pantoja

El torero aprovecha una entrevista con su hermano Cayetano para desahogarse sobre el caso de la herencia de Paquirri

3 min

Fran Rivera está dispuesto a todo para recuperar la herencia de su padre y aprovecha cualquier oportunidad que tiene para lanzar un mensaje a Isabel Pantoja al respecto.

La última ha sido una entrevista que le ha hecho a su propio hermano Cayetano en Espejo Público. Ambos han hecho un repaso de su vida en Cantora con su padre y su madre y han hablado de cómo enfrentan estas Navidades.

Cayetano

Pero es inevitable no hablar del enfrentamiento legal que mantienen ambos contra Isabel Pantoja, pero Fran lo ha evitado a toda costa en conversación con su pariente.

Los toreros intentan recuperar los trajes y objetos personales que Paquirri les dejó en herencia, y que la tonadillera se niega a entregarles y, al final, en plató, se ha hablado sobre ello.

Maldad

El diestro y colaborador de Antena 3 asegura que el conflicto por los bienes de su padre “para nosotros es muy delicado. Ha habido investigaciones, hay opiniones de todo tipo, pero es muy delicado y doloroso".

"Cayetano y yo siempre hemos mantenido un discurso y como dice mi abogado, los delitos pueden prescribir pero la maldad no”, sentencia el marido de Lourdes Montes. “Las cosas están en un sitio y no las tiene quien las tiene que tener, a buen entendedor pocas palabras bastan", lanza contra la Pantoja.

Kiko y la Navidad

De poco ha servido su acercamiento con Kiko Rivera, con quién los hermanos se encuentran en uno de sus mejores momentos. "No ha cambiado nada. Está al margen, no tiene nada que ver", mantiene

Fran duda de si la tonadillera le entregará los objetos de su padre por "bondad" o a "través de la ley". "Estamos en Navidad, vamos a ver. A través de mi hermano seguro que sí, pero ahora mismo las cosas están como están".

Sentimientos a flor de piel

Visiblemente emocionado Fran Rivera no entiende las razones que le han llevado a la artista a ocultarle esos objetos de su padre. Y más, cuando por aquel entonces él era un casi adolescente con ilusiones de seguir los pasos de su padre.

"Son cosas de un valor sentimental absolutamente, para nada económico. ¿Qué vale privar a un chaval que empieza a torear la ilusión de torear la primera vez en su vida con algo de su padre, que le mató un toro?", concluye.