Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El hijo de Kiko Matamoros, Diego / MTMAD

Diego Matamoros estalla contra Makoke: “¡Sanguijuela!”

El hijo del colaborador de 'Salvame' defiende a su padre después de confesar su adicción a la cocaína

3 min

Diego Matamoros ha vuelto a su canal de Mtmad para dar la cara por su padre después de que confesara que es adicto a la cocaína y de la polémica en la que está envuelto con Makoke.

Sin embargo, el influencer primero ha querido aclarar su estado de salud después de pasar el coronavirus: "Dejé el canal por motivos médicos. Tengo marquitas en los pulmones, es una de las secuelas del Covid-19 y tengo asma por esfuerzo. Me ahogo. La salud es lo primero y por eso tuve que retirarme”.

Los hijos se posicionan

Kiko Matamoros se sinceró como nunca en Sábado Deluxe y pidió a sus hijos que no se involucraran. Aunque la única que de momento le ha hecho caso es Laura. Anita ya se posicionó tímidamente a través de sus redes sociales y ahora ha llegado el turno de Diego.

Sanguijuelas! No se puede decir otra cosa, hacer lo que hacen y sabiendo que no han tenido para comer y que mi padre se lo ha dado absolutamente todo. La señora parecía que iba a estar tranquilita, se pensaba que iba a tener una plácida retirada y lo va a pasar muy mal porque está todo muy jodido", ha estallado el colaborador contra Makoke y el resto de la familia.

Más unidos que nunca

También ha aprovechado para defender a su progenitor: "Sus casas están embargadas, tiene una deuda muy grande y la vida avanza. Si os dais cuenta, mi padre este año ha desaparecido de la lista de morosos de Hacienda entonces ahí podéis ver que todo lo que dice es verdad. Mi padre siempre ha protegido a Makoke en ese sentido".

Para acabar, Diego Matamoros ha querido compartir su felicidad por ver lo unida que está su familia: “Hemos estado mucho tiempo separados y en el 2020 ha sido un año muy complicado para mí, pero las cosas no son como empiezan, sino como acaban. Ahora he normalizado hablar con mi padre y estar con mi hermana, cosas que eran imposibles antes”.