Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presentador Christian Gálvez / MEDIASET

Christian Gálvez toma una sorprendente y drástica decisión antes del estreno de 'Alta tensión'

El presentador y escritor asegura que esta decisión la toma para intentar convertirse en quien quiere ser

4 min

Christian Gálvez vuelve este 2 de agosto a la televisión con Alta tensión, el mítico programa que presentó en su día Constantino Romero. Pero horas antes de su estreno ha tomado una drástica decisión que muy pocos esperaban.

El presentador deja Twitter, una red social en la que se ha mostrado muy activo desde 2010.  La razón es el cariz que ha tomado esta red social que parece haberle decepcionado.

Razones

“Cuando entré aquí, allá por el 2010, prometía ser un lugar muy interesante, un semillero de buen rollo, de compartir cosas en común, de celebrar los éxitos juntos y apoyarnos en los fracasos, esos eventos históricos de los que uno más aprende. Todo eso se vino abajo muy pronto”, lamenta.

Es consciente de que en estos años ha recibido aplausos y críticas, pero no ha sido hasta ahora que no ha visto claro la decisión que había de tomar. “Cuando uno observa todo esto desde la distancia, se da cuenta de que lo que la gente aplaude es una imagen que se han creado de mí, al igual que cuando la gente me ha criticado también lo han hecho desde el mismo lugar, desde esa imagen que han proyectado de mí”, valora. Y hay algo que tiene claro: “pocos, muy pocos (y pocas) conocéis a Chris. No a Christian Gálvez, a Chris”.

Pérdidas

El escritor y estudioso de Leonardo Da Vinci admite que la pandemia, como a muchos, le ha cambiado, en su caso, “para intentar convertirme en quien quiero ser, y no es más que un tipo de Móstoles que quiere entretener y ser feliz”. “Twitter no permite todo”, subraya.

El Covid-19 se ha llevado a muchos allegados de Gálvez y “después de tanta tristeza, de tanta muerte a mi alrededor (en mi caso, muchas pérdidas), he decidido ser feliz, disfrutar de lo que hago y no tener siempre presente el cruel termómetro de Twitter sobre mis hombros”, apunta.

Futuro próximo

No cree que la red social refleje la realidad como algunos afirman, “no toda, al menos”, matiza. “Igual soy demasiado optimista, pero este no es un lugar sano”, afirma por lo que lo abandona agradecido a la gente que ha estado a su lado y ha confiado en él.

“Después de tanto tiempo alejado de la tele, quiero volver y disfrutar, ser feliz mientras dure la aventura. Caerán críticas, lloverán comparaciones o alabaréis nuestro trabajo, pero no estaré para leerlo”, adelanta.

Intenciones

Para el presentador, “la mayor (mejor y peor al mismo tiempo) crítica será la audiciencia, y si caemos, volveremos a levantarnos. Y si triunfamos, volveremos a celebrarlo, pero no tendré un ojo pendiente en este lugar para buscar una palabra amable entre tanta rabia e indignación. No es necesario, no se lo merece nadie. No ha pasado ahora, ha pasado siempre”.

Con estas palabras Gálvez dice adiós a Twitter para centrarse en disfrutar con su nuevo programa, “mientras dure”. Asimismo, indica que se dedicará a provechar el tiempo con su esposa, Almudena Cid a su programa de radio y “a practicar Kenjutsu”.