Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de Rafael Amargo junto a Blanca Romero y Sara Vega / LA LATINA

Blanca Romero deja tirado a Rafael Amargo en su momento más complicado

La "perra" ha abandonado 'Yerma', la obra de teatro que dirige el bailaor y en la que además tenía un papel como protagonista

3 min

Nuevo varapalo para Rafael Amargo. Si pensábamos que ya lo habíamos visto todo con la aparición de sus ex en televisión y las declaraciones de Jesús Mariñas explicando su noche de pasión con el bailaor, ahora ha sido Blanca Romero quien ha sorprendido con una noticia que le salpica directamente.

La perra, que así es como quieren que la llamen sus amigos, ha decidido abandonar de un día para otro Yerma, la nueva obra de Amargo en la que además tenía un papel como protagonista.

El enigmático mensaje de Blanca

La razón de esta drástica decisión habría sido motivada por el escándalo que llevó al flamenquito a pasar varias horas en el calabazo, al ser acusado por tráfico de drogas y de pertenencia a una organización criminal. Así lo ha confirmado la revista Semana, después de que Blanca compartiese en su stories de Instagram un enigmático mensaje.

"La sociedad humana está mal tanto por las fechorías de los malos, como por el silencio cómplice de los buenos". Y es que hay quien no duda en considerar que esta cita de Facundo Cabral se trata de un dardo envenenado que ha lanzado la perra a su exjefe. Pese a que ni la actriz ni el coreógrafo se han pronunciado todavía, la salida de Blanca de la compañía de Amargo ha generado un sinfín de interrogantes.

Con Yerma salen los números

Sin embargo, quien sí que continuará dando apoyo al bailaor en su nueva andadura profesional es Sara Vega. De hecho, la actriz sigue compartiendo en sus redes sociales diferentes imágenes de promoción de Yerma. Además, para sorpresa de todos, Blanca Romero ha hecho acto de presencia dedicándole un bonito mensaje a la que fuera su compañera: "Que salga todo muy bien morena mía" reza el texto.

Y es que tal y como afirmó el mismo Rafael para las cámaras de Socialité, su obra está gustando y mucho en el teatro de la capital. "Gracias a Dios el espectáculo va muy bien. En los tiempos que corren estamos haciendo números muy buenos y eso es lo único que quiero: Bailar en la tabla y hacer arte" apuntaba Amargo.