Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Belén Esteban sufre una caída en 'Sálvame' / MEDIASET

Belén Esteban vuelve a los medios tras su aparatosa caída: "Han sido los peores meses de mi vida"

La colaboradora de 'Sálvame' ha ofrecido una entrevista exclusiva para la revista 'Semana' en la que muestra todas las secuelas de su operación de tibia y peroné

3 min

Belén Esteban está de vuelta. Y lo hace por la puerta grande. La colaboradora de Sálvame ofrece una entrevista en exclusiva para la revista Semana en la que cuenta cómo han sido estos meses en los que se ha tenido que recuperar tras su aparatosa caída en directo y su posterior operación de tibia y peroné: "Han sido los peores meses de mi vida".

Muy contenta de estar de vuelta, la de Paracuellos ha compartido la portada en su perfil de Instagram con un mensaje de lo más significativo: "Mañana en Semana cuento los tres meses que he sufrido a causa de mi lesión. Sé que hay cosas peores, pero yo cuento como me he sentido. Mañana la tenéis en los kioskos, gracias".

Publicación de Belén Esteban en Instagram / @belenestebanmenendez
Publicación de Belén Esteban en Instagram / @belenestebanmenendez

Ha estado realmente hundida

Durante la tarde de este martes, el portal online ha ofrecido ya parte de la entrevista, en la que la Esteban narra todo lo que le pasó desde el momento de su caída en mitad de su programa: "El 25 de abril se me paró la vida. Me han puesto 20 clavos y dos placas de cuatro coma cinco centímetros y un total de 55 puntos". 

Desde ese momento, la princesita de pueblo confiesa que se derrumbó: "Lo he pasado fatal. Me bloqueé, no quería ver a nadie, ni comer, ni hablar... Me hundí". No solamente le afectó el dolor físico, que fue mucho, sobre todo durante las primeras semanas de incertidumbre; sino también a nivel mental. 

Ayuda psicológica

"He estado peor de la cabeza que de la pierna. Estaba cabreada con el mundo, con mi familia, con mis amigos, con mis compañeros, con mis jefes... conmigo misma", ha dicho de lo más emocionada. Según cuenta la publicación, la colaboradora tuvo que parar en multitud de ocasiones porque rompía a llorar. De hecho, ha confesado en exclusiva que está yendo al psicólogo

Con todo, lo que más agradece es la ayuda que ha recibido de su marido, Miguel Marcos: "Se merece el cielo. Me he portado mal con él. Mi cabeza me ha traicionado y él ha tenido una paciencia infinita. Me ha demostrado que me quiere con locura". No obstante, se muestra optimista y con ganas de volver a los platós de televisión: "Ya veo la luz al final del túnel".