Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La colaboradora de 'Sálvame', Anabel Pantoja / EP

Anabel Pantoja firma la ruptura total con Kiko Rivera con un simbólico gesto

El hijo de Isabel Pantoja sentenció a su prima con una llamada en directo a 'Sálvame', y la sobrinísima muestra de nuevo su genio al escenificar la fractura

4 min

Jesús Calleja se llevó a Kiko Rivera a Nepal, donde le prometió que tendría tiempo para reflexionar sobre su vida y aclarar la mente. Y una vez el disc jockey pisó España, demostró que el objetivo se cumplió: tardó minutos en lanzar una advertencia a su familia, y pocas horas después llamó en directo a Sálvame para confirmar la ruptura con su prima, Anabel Pantoja.

La sobrinísima estaba preocupada porque su primo dejó de seguirla en redes sociales, sin entender el motivo, pero cuando Kiko le dijo que no le aportaba "nada", Anabel se derrumbó. El hijo de Isabel Pantoja dejó una puerta abierta a la reconciliación, pero todo pasaba por que la colaboradora fuera a su casa y viera los documentos que desmontan la verdad de la tonadillera. Un gesto que sigue sin querer hacer, y este martes 4 de mayo le ha mandado un mensaje desde la puerta de su casa. Eso sí, únicamente para escenificar aún más la ruptura.

Anabel Pantoja muestra su carácter

Anabel Pantoja sigue conmocionada por las palabras de su primo, que dejó de seguirla en Instagram porque únicamente "promociona cosas"... pero el motivo real era la indiferencia de su prima por conocer la verdad del enfrentamiento que mantiene desde hace meses con su madre, Isabel Pantoja, y con su tío Agustín.

Ese pasotismo, unido a la defensa constante de la colaboradora hacia su tía, mermaron la moral de Kiko Rivera. Su ultimátum fue que, hasta que Anabel no viera sus pruebas, su relación familiar había terminado. Pero lejos de cambiar de opinión, la novia de Omar Sánchez ha demostrado que seguirá sin posicionarse pese a que le cueste perder a uno de los pilares de su vida.

Mismo mensaje que Isabel Pantoja

En el plató de Sálvame, Anabel Pantoja aseguró que seguiría sin tomar partido en el conflicto porque era una guerra entre madre e hijo, viéndose incapaz de elegir bando. Y ahora, muy enfadada y completamente rota por las palabras de su primo, la colaboradora de Telecinco ha mandado una grúa a casa de Kiko Rivera para llevarse la motocicleta que el disc jockey guardaba hasta que fuera vendida.

Un gesto que ha recordado mucho al que hizo Isabel Pantoja hace apenas unos meses, cuando le quitó el coche a su hijo. El propio Kiko ha visto en primera fila cómo la grúa se llevaba el vehículo, y ha asegurado tajantemente que "no" ha hablado con su prima del tema y que ya descarta la reconciliación: "Ya me he cansado de hablar de lo mismo. El que quiera estar, que esté. Y el que no, pues que no esté".