Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El hermano de Isabel Pantoja, Agustín Pantoja / AGENCIAS

Agustín Pantoja, el gran perjudicado del conflicto en Cantora

El hermano de Isabel Pantoja teme verse colgado al ser considerado como el verdadero origen de la batalla familiar y autor de "ciertos tejemanejes"

5 min

La familia Pantoja no vive sus mejores momentos, y uno de los que peor lo está pasando es el menos mediático de todos ellos: Agustín Pantoja. El hermano de la tonadillera, el conocido como Tito Agustín, ha vuelto a aparecer en la prensa al haber sido acusado por varios miembros de la familia de ser la mano negra que ha influenciado a Isabel Pantoja para que actuara tal y como lo hizo en el pasado, a base de engaños y mentiras.

Pese a que se considera “un mero espectador” en esta historia, desde Telecinco aseguran que su relación con Isabel Pantoja está más distanciada que nunca. Tanto que, por primera vez, la cantante empieza a sospechar de él. Por ello, Agustín "busca adeptos" ante el "pavor que tiene por los documentos que han descubierto Kiko Rivera e Irene Rosales" y consciente de que empiezan a deslizarse insinuaciones que le atribuyen una personalidad maquiavélica.

La mano que mece la cuna

Varios medios de comunicación aseguran que Kiko le habría exigido a su madre que, como condición para una posible reconciliación, debe echar de Cantora a su tito. Además, según la tertuliana María Patiño, Isabel Pantoja habría descubierto “ciertos tejemanejes” de su hermano “desde que le concedió los poderes”. Por ello, Agustín se ve más amenazado que nunca y busca "adeptos" que le defiendan a la vez que presiona a su hermana con dejarla sola, a la vez que intenta que se posicione a su lado de nuevo.

El periodista Antonio Rossi afirmó en El programa de Ana Rosa que Agustín presiona psicológicamente a la tonadillera, que se encuentra en un estado pésimo con todo lo que está pasando, al soltarle frases como "soy lo único que tienes. Dejé mi carrera de cantante por ti, me vine de México por ti... para no dejarte sola. Soy lo único que queda a tu lado". Una táctica con el único objetivo de que Isabel acabe apiadándose de nuevo de él.

No lo quiere ver ni en pintura

Kiko Rivera tiene claro que no tendrá piedad con su tío, que el futuro de Agustín está alejado de Cantora. Algo que el cantante no quiere ni imaginar, muy acorde con las acusaciones que lanzó sobre él el disc jockey en Cantora: la herencia envenenada. Allí dejó caer que el tito se aprovechó siempre de la riqueza de su hermana, que era un mantenido y que todo lo que hizo o asegura que "dejó por ella" lo hizo para disfrutar del éxito de Isabel.

Del mismo modo, recordó a su tío que el verdadero dueño de la casa en la que vive sigue siendo él. Además, desde Sálvame deslizaron que Agustín vive acompañado en Cantora de un "amigo" que no se separa de él. Una información que también confirmaría el mensaje del menor de los Rivera en la pasada entrevista.

"Mi tío es un amargado infeliz"

Kiko Rivera soltó la confirmación de unos rumores que, durante mucho tiempo, han perseguido a Agustín Pantoja: podría ser homosexual. “Sabes que yo no me callo, lo primero que tiene que hacer una persona es aceptar cómo es y una vez que aprendes a aceptar como eres, puedes ser feliz y no es malo, cada uno es como es y se respeta y se quiere a todo el mundo", introducía el disc jockey para describir a su tito

"Hay que aprender a respetar como eres, mi tío ha pecado de eso, creo que es un amargado y un infeliz”, señaló el hijo de Isabel Pantoja. Una vuelta a los medios inesperada para Agustín, que ya ha puesto en manos de la abogada --la de su hermana-- todo lo relacionado con su imagen y ha dado orden expresa de demandar “sin piedad” a todos los que le relacionen con el escándalo familiar. Pese a ello, varias cadenas de televisión le han ofrecido entrevistas en exclusiva que Agustín estaría estudiando para aprovechar y "limpiar su honor".