Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la biblioteca de un internado / Patrick Robert Doyle en UNSPLASH

Colegio o internado: ¿Dónde estudian los hijos de la realeza europea?

La Princesa Leonor comenzará Bachillerato el próximo curso en un internado en Gales

Victoria Herrero
6 min

Hace un mes se conocía la noticia por parte de la Casa Real. La heredera, la Princesa Leonor, comenzará el próximo curso Bachillerato, pero no lo hará en un centro educativo del país sino que pondrá rumbo hacia un internado en Gales. La institución elegida por sus padres, los Reyes Felipe y Letizia, es el UWC Atlantic College que pertenece a la Fundación Colegios del Mundo Unido

A pocos kilómetros de la ciudad de Cardiff, la heredera empezará una nueva vida lejos de la que ha sido su vida, como también han hecho o harán otros miembros más jóvenes de la realeza europea. Seguirá sus estudios en este centro fundado en 1962 y cuyos valores se centran en promover el entendimiento internacional a través de la educación. Una filosofía de trabajo que seguirá la Princesa de Asturias junto con el resto de sus compañeros, unos 350 estudiantes de diversas nacionalidades. 

La Princesa de Asturias, que estudiará en un internado en Gales, dando un discurso / RTVE
La Princesa de Asturias, que estudiará en un internado en Gales, dando un discurso / RTVE

La Princesa Leonor

Como si de un cuento se tratara, las instalaciones de este internado se ubican en un entorno bucólico presidido por el castillo de St Donat’s del siglo XII y que a comienzos del siglo XX fue el hogar del magnate de la prensa William Randolph Hearst. Allí recibirá una educación donde el empoderamiento de los alumnos marcará buena parte de las enseñanzas que reciban, así como de las actividades que realicen fuera de su horario escolar. 

Un completo programa educativo y social que descubrirá la hija mayor de los reyes de España en unos meses una vez ha pasado el proceso de selección que se exige a todos los futuros alumnos de este centro por el que se paga al año unos 76.500 euros

Su nueva compañera 

Que se sepa, por ahora, la heredera española no será la única que haga las maletas en septiembre para irse a Gales. La princesa Alexia de Países Bajos, segunda en la línea de sucesión al trono de su país, hará lo mismo ya que también estudiará en el mismo centro educativo que la Princesa de Asturias.

Terminará antes de verano una etapa educativa en el Gymnasium Sorghvliet de La Haya, un colegio público de inspiración cristiana protestante y donde ha estado los últimos cuatro años. Se da la casualidad que su padre, el rey Guillermo Alejandro, acudió a ese mismo internado internacional cuando tenía la misma edad que tiene ahora su hija. 

George de Cambridge

Aunque todavía le queda unos años para seguir esa senda en un colegio internacional, el, hijo de los duques de Cambridge ya acude a su corta edad a uno de los centros más exclusivos de Londres. Una escuela de credo cristiano, Thomas's Battersea, que ofrece (por unos 7.000 euros de media) una formación basada sobre todo en el fomento del deporte y la importancia de las enseñanzas artísticas. 

El tiempo dirá si el hijo mayor de William y Kate se marchará fuera del Reino Unido para continuar sus estudios universitarios o sus padres se decantarán por una institución más cercana como a la que ellos fueron y donde surgió su amor. El matrimonio se conoció en la prestigiosa Universidad de St. Andrew cuando él estudiaba Geografía y la que al poco tiempo se convirtió en su novia, Historia del Arte.

Tradición nórdica

Quizá no igual que el resto de los ciudadanos de sus países, pero lo cierto es que los miembros de la realeza nórdica, en el caso de Suecia o Noruega, han escogido una educación algo menos elitista para que las nuevas generaciones den sus pasos en el sistema educativo. Cierto es que la Princesa Ingrid de Noruega estuvo matriculada en una de las pocas escuelas privadas que hay en Noruega. Sin embargo, la decisión no contó con el favor popular en un país con una educación pública de una alta calidad, por lo que la joven volvió hace dos años a un centro público como cualquier otra chica noruega cuyos abuelos no son los monarcas

Algo similar es el caso de la Princesa Estelle de Suecia que cada mañana acude acompañada de sus padres al conocido Campus Manilla. Un espacio educativo que pese a estar ubicado en una de las mejores zonas de Estocolmo no es un colegio muy exclusivo. Su gestión depende de una fundación que permite que todos sus alumnos reciban la misma educación de forma totalmente gratuita. Unas enseñanzas que sobre todo se centran en valores como el compañerismo, el respeto a la naturaleza, así como todo lo relacionado con el arte o la danza.