Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Unas oficinas de Huawei / EUROPA PRESS

Nueva Zelanda abre la puerta a la tecnología 5G de Huawei

El país oceánico garantiza la seguridad de sus ciudadanos en el caso de que se opte por el proveedor chino

3 min

Nueva Zelanda abre la puerta a la tecnología 5G de Huawei. Así lo ha deslizado el ministro responsable de la Oficina de Seguridad de las Comunicaciones del Gobierno neozelandés, Andrew Little, poco después de que Reino Unido sí haya puesto una barrera al proveedor chino.

En un comunicado, Little ha indicado que "Nueva Zelanda no prohíbe a ningún proveedor de telecomunicaciones", según informa Radio Nueva Zelanda (RNZ). En la misma nota, presume de que el país tiene "un proceso regulatorio bien establecido e independiente para garantizar la seguridad" de las leyes bajo la Ley de Telecomunicaciones". En esta línea, ha explicado que cada decisión se adopta tras analizar caso por caso y de conformidad con las leyes del país.

Menos competencia, peor servicio

Por ahora, sin embargo, ningún proveedor de telecomunicaciones está utilizando la tecnología Huawei como parte de sus redes 5G en Nueva Zelanda, con Vodafone y Spark trabajando con Nokia, según RNZ. Con todo Spark y 2 Degrees se han negado a decir si descartarían asociarse con Huawei para redes 5G en el futuro.

En este escenario, el director ejecutivo de la Asociación de Usuarios de Telecomunicaciones, Craig Young, ha dicho que una prohibición en Nueva Zelanda significaría menos competencia: "La cantidad de proveedores que podrían proporcionar servicios se reduce, por lo tanto la tensión competitiva que se produce en ese nivel cuando se compra una red no será tan fuerte como lo hubiera sido antes".

Huawei apuesta por Nueva Zelanda

Young ha argumentado que las redes 2G, 3G y 4G se integraron, por lo que una prohibición obligaría a las empresas con equipos Huawei en su red central, como 2 Degrees, a reemplazar un hardware costoso.

El subdirector gerente de Huawei en Nueva Zelanda, Andrew Bowater, ha declarado que la compañía ha estado en el mercado neozelandés durante 15 años y que sigue comprometida con sus clientes: "La tecnología 5G es una gran oportunidad para Nueva Zelanda, sin embargo, no es la máxima prioridad ya que salimos de Covid-19 y entendemos esto y no tenemos intención de hacer de esto un problema en este momento".