Menú Buscar
El director general de la Mobile World Capital Barcelona, Carlos Grau, en el encuentro del Círculo Financiero / CG

La Mobile World Capital ‘defiende’ la tecnología china frente al veto a Huawei

Carlos Grau, director general de la fundación, considera que “no tiene puertas de seguridad diferentes de las americanas”

4 min

El director general de la Mobile World Capital Barcelona (MWCapital), Carlos Grau, se ha pronunciado sobre el veto a Huawei y a su red 5G por parte de algunos países de Europa y, también, de Estados Unidos y su presidente Donald Trump.

Preguntado por ello en el auditorio de La Caixa durante un encuentro del Círculo Financiero, Grau ha sido claro: “Se trata de un tema geopolítico. La tecnología china no tiene puertas de seguridad diferentes de las americanas”.

El ‘poderío’ chino con las redes 5G

Grau ha subrayado cómo las empresas chinas están liderando el despliegue de las nuevas redes. “El desarrollo de la red 5G será más rápido --en tres o cuatro años-- de lo que creíamos y veremos, a medio plazo, cómo se impondrá la tecnología con el mejor precio”, ha añadido.

Según Grau, con la tecnología 5G ya no va a tener sentido que cada operador de telefonía ponga “su antena”, ya que la nueva generación de redes “usará infraestructuras compartidas”. En un entorno tan competitivo como el actual, “China tiene una tecnología con una relación calidad-precio que va por delante”, ha defendido Grau.

La importancia del Mobile World Congress

Sobre la próxima edición del Mobile World Congress (MWC), que tendrá lugar entre el 24 y 27 de febrero en Barcelona, Grau se ha limitado a subrayar el impacto positivo de este evento, tanto para la ciudad, como a nivel global. Así, el director general de la fundación ha recordado que el impacto económico previsto para este año se acerca a los 500 millones de euros y que se espera que se creen más de 14.000 puestos de trabajo temporales. 

En comparación con el resto de los congresos que organiza GSMA en el mundo, Grau ha subrayado que el de Barcelona es “un punto de encuentro global”. Además, para su decimoquinta edición en Barcelona, la organización del congreso tiene previsto superar los 110.000 asistentes, a pesar del coronavirus y su posible efecto negativo en el número de visitantes asiáticos.

Para calmar los ánimos, Grau ha dejado caer que la cifra de asistentes, hasta el momento, ya es importante, sin definir un número aproximado y, en reiteradas ocasiones, Grau ha insistido en que este congreso es “un punto de referencia global en el que se anticipan tendencias, tecnologías y acuerdos”.

Atraer talento e inversión 

Por su parte, el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, ha asegurado durante este encuentro la “voluntad de la ciudad y el conjunto del país de acoger el Mobile World Congress” y lo que ello supone a nivel de atracción de talento y de inversión.

“Confiamos en que la edición de este año funcione con éxito y esperamos con los brazos abiertos a los futuros congresistas para hacer negocio y saber qué pasará en el futuro de nuestras economías. Barcelona tiene la voluntad de ser un referente en este sentido”, ha concluido Collboni.