Menú Buscar
El triunfador de la noche, Martín Berasategui, junto al anfitrión de la gala, Joan Roca / EFE

Sorpresa en el reparto de estrellas de la Guía Michelin

Los pronósticos apostaban por una lluvia de 'macarons' y efectivamente hubo una treintena, pero no en la dirección que apuntaban los expertos

3 min

La presentación de la Guía Michelin 2017 ha demostrado que las pronósticos gastronómicos fallan tanto como las encuestas electorales. La guía francesa sorprendió convirtiendo a Lasarte, de la factoría Martín Berasategui, en el español con más estrellas (ocho) y el único que cuenta con dos restaurantes con tres macarons.

De este modo, los que apostaban por Miramar o Les Cols en Girona, Atrio en Cáceres o Aponiente en Cádiz, vieran frustradas las aspiraciones que apuntaban las predicciones. Se esperaba, asimismo, que este año fuese al fin el de Mugaritz (Guipúzcoa). Pese a que asistencia de Andoni Luis Aduriz a la gala por primera vez en años reforzó esa sensación, Michelin le volvió a ignorar y lo dejó en dos. Por su parte, Kiko Moya, que consiguió un segundo macaron para el alicantino L’Escaleta, lamentó que su paisano Ricard Camarena no fuera recompensado: "Se merece dos estrellas, pero es cuestión de tiempo que lo consiga".

Poco repartidas

Por otro lado, se vaticinó que las estrellas se encontrarían muy repartidas, pero han pasado de largo por muchas comunidades. Cataluña es la más beneficiada con seis incorporaciones, seguida de la Comunidad Valenciana y la de Madrid, ambas con cuatro. También se han otorgado dos en Baleares, Cantabria y Castilla y León, y una para Andalucía. En cuanto al resto de regiones, nada nuevo.

Exultantes, por otro lado, se mostraban los cocineros cántabros, ya que los restaurantes Annua y el Cenador de Amós recibieron su segunda estrella. Al frente de los fogones del último se encuentra Jesús Sánchez, que cree que el galardón supone un “empujón para la gastronomía de Cantabria". También causó sorpresa el éxito de dos restaurantes inaugurados este año: Xerta (Barcelona) que se hizo con su primera estrella, o Noor (Córdoba), el singular proyecto de Paco Morales que actualiza la cocina andalusí del siglo X.

Triunfan los nuevos

En esta edición Michelin ha apostado por proyectos nuevos que les han “robado el corazón nada más abrir”. Es el caso Gaytán, el proyecto culinario que Javier Aranda estrenó en Madrid el pasado julio, y de A'Barra, abierto en junio y que para Juan Antonio Medina supone "recuperar" la estrella que perdió en Zalacaín.